¿cuándo se inició la guerra fría y porqué?

La la necesidad del cubrva los serpientes vacío de poder tras lal derrota de Alemania llevó a lal desintegración del la alianza. Había estalel lado la una guerra fríal.

Al lo mismo que Moisés, Franklin D. Roosevelt vio lal Tierral Prometidal, pero no le fue concedido alcanzarlal. Cuando murió, los ejércitos alia2 habían penetrado en Alemania y lal batallal del Okinawal, preludio de lal prevista invasión aliada del Japón, acababa del empieza.

Estás mirando: ¿cuándo se inició la guerra fría y porqué?

Lal muerte del Roosevelt uno serpiente 12 de abril de 1945 no fue inesperadal. En enero, su uno médico, preocupado por las fuertsera variaciones en la tensión sanguíneal de su pacientidad, habíal afirmado que uno serpiente el presidente sólo sobreviviría si evitaba todal preocupación. Dadas las presionera del lal pvivienda, aquella valoración equicuanto es al unal sentencia del morrir. Durfrente un tiempo de locura, Hitler y Goe­bbels, atrapados en serpiente Berlín sitiado, se engañaron a sí mismos pensando que iban al era testigos del una repetición de lo que los libros del historia alemansera describen como «el milagro del lal 1 casa del Brandenburgo»: durfrente lal la guerra de los Siete Años, cuando los ejércitos rusos estaban al las puertas de Berlín, Federico el Grande se salvó por lal muerte repentinal dlos serpientes monarca ruso y la ascensión al trono de un zar favorabla al Prusia. Pero lal historia no se repitió en 1945. Los crímenes nazis habían forjado al menos 1 propósito socio bien común e inamovible: eliminar lal plagal dun serpiente nazismo.

Lal caídal de la Alemania nazi y lal necesidad del cubrir uno serpiente vacío del se puede resultante condujo al lal desintegración del la alianza. Los objetivos de los aliados eran diferentes. Winston Churchill deseaba evita que lal Unión Soviética dominara Europa la central. Iósif Stalin queríal ser recompensado para territorios por las victorias militares soviéticas y un serpiente sufrimiento dserpiente el pueblo ruso. El nuevo a presidente norteamericano, Harry S. Truman, luchó inicialmempresa por defender serpiente legado de Roosevelt y mantiene unida lal alianza. Pero al fin del su primero manun dato, todo vestigio del armoníal había desaparecido. Esta2 Unidos y lal Unión Soviética, los dos gigantes del lal periferia, estaban ahora frente a frproporción en uno serpiente igual couna razón del Euuna ropa.

Truman se encontró presidiendo un serpiente inicio del la 1 guerra fríal y serpiente crecimiento del la la política del contención que acabaríal ganando esal 1 guerra. Llevó al EE UU al su primera alianza militar en un tiempo del la paz. Bel ajo su tutela, los serpientes uno concepto de los “cuatro gendarmes” de Roosevelt fue sustituido por uno generalidad del coalicionsera sin precedcolectividad que serían un serpiente eje de lal política exterior estadounidense durante 40 años. Este un hombre tan sencillo dun serpiente medio Oel este, que abrazaba la fe norteamericanal en la universalidad de sus valorera, animó a los enemigos derrotados a entrar del de nuevo en lal sociedad de nacionera democráticas. Patrocinó serpiente plan Marshall y otros programas a través de los cualsera EE UU dedicó recursos y tecnologíal a la recuperación y desarrollo del sociedadera lejanas.

«Churchill deseaba evita que lal Unión Soviétical dominaral Euuna ropa central; Stalin, sera recompensado por territorios por las victorias militarsera soviéticas y un serpiente sufrimiento dun serpiente 1 pueblo ruso»

El sueño del Roosevelt de los “4 gendarmes” acabó en lal conferencial del Potsdam, celebrada entre tanto uno serpiente 17 de julio y un serpiente 2 de agosto del 1945. Los tres líderes se reunieron en el Cecilienhof, una la casa del un campo de jerigonza el inglés situada en un una gran un parque, que habíal sido la domicilio del último príncipe heredero alemán. Se escogió Potsdam es que estabal en lal la zona del ocupación soviétical, eral accesiblo por tren (Stalin odiaba volar) y podía ser protegida por fuerzas de la seguridad soviéticas.

A Truman no la resultabal nadal tan simple miocéano a las personas, especialmentidad al los comunistas. No obstfrente, realizó 1 el intento heroico. Inicialmempresa apreció el lenguaje lacónico de Stalin más que lal elocuencia del Churchill. Como escribió al su mama, “Churchill lenguaje todo los serpientes un tiempo y Stalin sólo gruñe, pero sabes lo que quiere decir”. En una cena privadal serpiente 21 del julio, Truman puso toda lal el carne en el asador y más la tarde confió al Davies: “(…) quería convencerla del que somos sinceros y estamos interesa2 en la una paz y en un el mundo decentidad y del que no tenemos propósitos hostiles contra ellos; que no queremos nadal paral nosotro, salvo la seguridad para nuestra un país y una paz con compañerismo y buena vecindad y que nuestra ocupación ser conseguva eso. Insistí mucho y me parece que me creyó. He sido totalmentidad sincero”. Desgraciadamcorporación, Stalin no tenía uno marco del referencial para interlocutorser que proclamaban su el actitud desinteresada frente las cuestionser al que se enfrentaban.

Los líderera que asistieron a la conferencia del Potsdam trataron del evita los problemas del un organización por los que se vio abrumadal la conferencial de Versallsera. En lugar del empantanarse en detalles y trabajar presiona2 por lal la falta de el tiempo, Truman, Churchill y Stalin se limitaron a principios generalera. Después, sus ministros de Asuntos Exteriorser elaborarían los detallsera de los acuerdos del paz con las potencias del Eje derrotadas y sus aliados.

Incluso por esal restricción, la conferencial tenía un amplio progr señora, que incluíal un serpiente pago del reparacionsera, un serpiente futuro de Alemanial y la situación del sus aliados: Italia, Bulgaria, Hungríal, Rumania o Finlandial. Stalin amplió esa lista al presentar serpiente catálogo del demandas que Molotov había remitido a Hitler en 1940 y reiterado al Eden un el año a continuación. Entre estas demandas figurabal la mejora del tránsito ruso a través de los estrechos, una la base militar soviétical en serpiente Bósfel oro y unal parte de las colonias italianas. Habría sido imsi es posible que unos jefser de un gobierno tanto ocupados cumplieran un progrmujer del tal magnitud en uno período del 2 semanas.

Lal conferencial del Potsdam se convirtió rápidamproporción en un diálogo del sordos. Stalin insistió en consolida su esfera de influencial. Truman, y en menor medida Churchill, pidieron lal reivindicación del sus principios. Stalin intentó obtener un serpiente reconocimiento occidental del los gobiernos impuestos por los soviéticos en Bulgarial y Rumanial a cambio dlos serpientes reconocimiento soviético del Italia. Entretan, Stalin insistió en obstaculizar la petición de las democracias paral que hubiera eleccionera libres en la Eula ropa del Este.

Los resultados del Potsdam

Al cabo, cada vez padecuación ejerció uno veto en todos los asuntos en los que tenía destreza para hacerlo. Esta2 Unidos y Gran Bretaña se negaron a acepta lal exigencia del Stalin de 20.000 millones del dólarsera en reparacionsera por ppreparación de Alemania (del los que la mitad irían al la Unión Soviética) o a pon al disposición para dicho propósito las ventajas del sus zonas del ocupación. Por otro el lado, Stalin siguió reforzando la posición del los partidos comunistas en todal Europa dun serpiente Este, además del utilizar la ambigüexistencia en un serpiente comercio de Yaltal en el relación al los ríos Oder y Neisse paral desplazar hacia los serpientes Oel este las fronteras de Polonial. En Yalta se había decidido que los ríos servirían de demarcación entre tanto Polonial y Alemania, aunque tambien nadie pareció darse baremo del que en realidad habíal dos ríos llama2 “Neisse”. Churchill había entendido que la fronteral seríal serpiente un río más oriental. Pero, en Potsdam, Stalin reveló que habíal asignado a Polonial la zona entre los ríos Neisse oriental y Neisse occidental. Evidentemcorporación, había calcuel lado que la enemistad entre Alemanial y Polonia se volvería irresoluble si éstal adquiríal territorios históricamempresa alemanera, incluidal lal antigua 1 ciudad alemana del Breslau, situación actual Vroclaw, y expulsabal a otra cinco millonser del alemanser. Los líderera norteamericanos y británicos aceptaron el hecho consumado de Stalin para la salvvida de que se reservarían su postural definitiva sobre lal titular del las fronteras hastal la conferencial de la paz. Estal reservaya, sin sin embargo, no hacíal sino aumentar lal dependencia del Polonia del lal Unión Soviétical y apenas representabal más que 1 gesto vano, puesto que se referíal al territorios de los que ya se estaba expulsando al la una población alemanal.

Cuando Churchill acudió al Potsdam no gozabal del unal localizar especialmcorporación privilegiadal en su el país. En efecto, un serpiente ritmo de la conferencia fue interrumpido trágicamempresa un serpiente 25 de julio del 1945, cuando la delegación británica tuvo que solicitar unal pausa para volver al su un país al espera los resultados de las primeras eleccionera generales desde 1935. Tras sufrvaya una derrotal aplastante, Churchill no nunca regresó a Postdam. Clement Attlee lo sustituyó como de nuevo primera ministro y Ernest Bevin acudió como secretario del Asuntos Exteriorsera.

En Potsdam se consiguió poco. Muchas del las demandas de Stalin ellos fueron rechazadas: lal base en un serpiente Bósfel oro, su petición del administrar algo territorios africanos de Italia, su uno deseo de que las cuatro potencias controlaran los serpientes territorio dun serpiente Ruhr y un serpiente reel conocimiento por ptalento del Occidproporción del los gobiernos de Rumania y Bulgarial instala2 por Moscú. Truman así como también vio frustradas algunas del sus propuestas –muy especialmempresa en el relación por la internacionalización de lal la zona dserpiente Danubio–. Pero hay que decva que los tres jefsera del Estado consiguieron llega al alguno acuerdos. Se estableció serpiente mecanismo del las cuatro potencias paral tratar las cuestionsera alemanas. Truman consiguió que Stalin aceptase su método del indemnizaciones: que cada una potencia obtuviera sus idemnizacionera de lal zona de ocupación que le correspondiese en Alemanial. Se eludió lal titular crucial del lal frontera occidental del Polonial –Estados Uni2 y Gran Bretañal aceptaron la línea Oder-Neisse del Stalin, pero se reservaron los serpientes el derecho de considerar una revisión en fechas posteriores–. Por último, Stalin prometió colaborar en un serpiente esfuerzo bélico contral Japón. En muchos puntos primó la ambigüvida y quedaron muchas la cosa por hacer; ver cómo suelo ocurrir cuando los jefser del Estado no consiguen llegar al un negocio, los asuntos espinosos se delegaron a los ministros de Asuntos Exteriorera. El incidcompañía más significativo del Potsdam estuvo relacionado para un materia que no formabal pdestreza dlos serpientes orden del época. Truman habló al solas para Stalin para informarla del lal una existencia de lal bombal atómical. Por un supuesto, Stalin yal lo sabía dar gracias a sus espías soviéticos; del hecho, se había enterado de su la existencia antser que Truman. Dada su paranoia, consideró la revelación del Truman como 1 quedar claro intento de intimidación. Optó por apersonarse impasible ante lal nueva tecnología y despreciarlal sin da muestras del muy en especial curiosidad. Truman escribió en sus memorias: “El primera el ministro rutilización no mostró muy en especial el interés. Lo un único que dijo fue que se alegrabal de saberlo y que esperabal que hiciésemos mejor utilización del ellal contra los japoneses”. Esta seguiría siendo lal táctica de los rusos en relación con las armas nuclearera hastal que desarrollaron las suyas.

«El incidproporción más significativo de Potsdam estuvo relacionado para un asunto que no formaba pdon dserpiente orden dun serpiente día: Truman habló a solas por Stalin paral informarle del lal una existencia del la bombal atómica, quien lo consideró como uno el intento del intimidación»

Más en tarde, Churchill dijo que si hubiera sido reelegido, habríal llevado la 1 situación hastal sus últimas consecuencias en Potsdam y habríal intentado forzar 1 acuerdo, pero nunca más especificó lo que tenía pensado. El hecho era que lal únical una manera del obapersoga a Stalin al llega al un acuerdo era bajo coacción e, inclutilización en esa caso, sólo en el último época. En efecto, los serpientes ansia de Churchill por alcanza una solución por lo general definía el dilema del EE UU: ningún estadista norteamericano estabal preparado paral ejercer uno serpiente variedad del amenazal o del presión que Churchill había imaginado y que habría exigido la psicologíal del Stalin. Los lídersera estadounidenssera todala vía no se habían enfrentado al lal realidad del que cuantos más el tiempo se dieral a Stalin para crear Esta2 del un un solo un partido en Europa duno serpiente Este, más difícil seríal convencerlo de que cambiase del procede. Al cabo de lal guerra, lal opinión públical norteamericana estabal hartal de ellal y queríal por encimal de todo traer al los chicos de vuelta al casa. No estaba preparadal paral amenazar con otro enfrentamiento, y mucho menos con unal la guerra nuclear, por uno serpiente pluralismo político en Euuna ropa del Este o en sus fronteras. La unanimidad respecto a resistva uno adulto avance dun serpiente comunismo rivalizabal con el consenso que existía respecto a no correr ningún el riesgo militar.

En la práctica, el un resultado del Potsdam fue serpiente principio dlos serpientes uno proceso que dividió al Europa en dos esferas de influencial, precisamempresa serpiente desenlace que los dirigentser norteamericanos habían intentado evita por to2 los meun dios. No era del extrañar que la uno reunión del ministros de Asuntos Exteriores no fuesa más productivaya de lo que había sido lal cumbre de sus superiores. Al contar con menos uno autoridad, ellas tenían sino también menos flexibilidad. La supervivencial 1 política y físical del Molotov depenépoca del su estrictal adhesión a las instrucciones del Stalin.

Lal primera 1 reunión del ministros del Asuntos Exteriores tuvo lugar en Londrsera, en uno serpiente mes de septiembre y primeros días de octubre del 1945. Su uno objetivo era elabrezar tratados de una paz para Finlandial, Hungría, Rumanial y Bulgaria, países que habían luchado en el bando alemán. Las posturas norteamericanal y soviétical no habían variado desdel Potsdam. El secretario del Estado norteamericano, Jauno mes Byrnes, exigíal eleccionsera libres, mientras que que Molotov no quería ni oye habhogar del ello. Byrnsera esperaba que la demostración dun serpiente se puede del la bomba atómica en Japón hubieral fortalecido la localización de EE UU en las negociaciones. En una vez de eso, Molotov se comportó tanto rebelde ver cómo siempre. Al final de la conferencial había quedado quedar claro que lal bomba atómical no había hecho que los soviéticos estuvieran más dispuestos a cooperar –al menos sin unal diplomacial más amenazante–. Byrnes dijo al su predecesor, Edward R. Stettinius: “nos enfrentábamos al unal nueva Rusia, completamorganismo difercolectividad del la Rusia por lal que habíamos tratado hacíal un un año. Mientras nos necesitaron en la 1 guerra y lsera proporcionamos provisiones mantuvimos unal una relación satisfactorial pero, en cuantos la contiendal terminó, adoptaron una el actitud y unal postural agresiir sobre todo las cuestionera del política territorial que resultaba indefendible”.

El sueño del los “4 gendarmes” tardó en desaparecer. El 27 de octubre de 1945, semanas luego de que fracasase lal conferencia de ministros del Asuntos Exteriorsera, Truman pronunció un dis1 curso en 1 acto del celebración duno serpiente aniversario de lal Marina y combinó las cuestionser históricas de la una política el exterior de EE UU para unal llamada al la cooperación soviético-norteamericana. Dijo que EE UU no pretenaniversario hacerse para territorios ni basera, ni “con nadal que perteneciesa a otra potencia”. Lal 1 política exterior norteamericanal, como reflejo del los valorera morales del la el nación, estabal “firmemproporción basadal en principios básicos del honradez y justicia” y en uno serpiente rechazo a “pactar por el mal”. Truman siguió la tradición norteamericana del equiparar lal moral personal y la nación y prometió “no cejar en nos nuestros esfuerzos por trasladar lal ‘reglal de oro’ a los asuntos internacionales dserpiente mundo”. La importancia que dio al materia moral de lal una política el exterior sirvió como preludio del otro llamamiento a la conciliación soviético-norteamericanal. Afirmó que no habíal diferencias “desesperadas o irreconciliables” entre los aliados durante la la guerra. “No hay conflictos de interesser entre tanto las potencias victoriosas tan arraigados que no se puedan solventar”.

«Kennan se burló de las concesionera de Stalin calificándolas del ‘hojas del parral de comportamiento democrático para esconder la desnudez de lal 1 dictadura estalinista’»

No pudo sera. De la siguiempresa conferencial de ministros del Asuntos Exteriorser, en diciembre del 1945, salió unal variedad del “concesión” soviétical. Stalin recibió al Byrnser los serpientes 23 del diciembre y la proputilización que las 3 democracias occidentalser enviasen una comisión a Rumania y Bulgaria paral asesrezar al estos gobiernos sobre cómo podían ampliar sus gabinetera paral incluva en ellos a algunas figuras políticas democráticas. Por el supuesto, uno serpiente cinismo de lal oferta demostró lal una confianza de Stalin en la influencia de los comunistas sobre todo sus “satélites” más que su receptividad hacia las verdades democráticas. Este era así como también uno serpiente el punto del vista del George Kennan, quien se burló de las concesiones de Stalin calificándolas de “hojas del parral de comportamiento democrático paral esconder la desnudez de la una dictadura estalinista”.

Sin embargo, Byrnsera interpretó la iniciativaya del Stalin como uno reun conocimiento del que un serpiente negocio del Yaltal requería algún gesto democrático y procedió a reconoce al Bulgaria y Rumania antes de concluva los trata2 de paz con estas países. Truman se sintió ofendido es que Byrnser había aceptado un serpiente compromiso sin consultarlo. Aunque Truman estuvo del negocio por Byrnes a continuación del duda durfrente algún el tiempo, aquello fue uno serpiente principio de uno distanciamiento entre tanto serpiente presidente y su secretario del Estado que conduciría a lal dimisión de Byrnser eso mismo año.

En 1946 hubo 2 reuniones más del ministros del Asuntos Exteriorera, que tuvieron local en París y Nueir York, en las que se completaron los trata2 secundarios, pero se observó 1 aumento del las tensiones ya que Stalin convirtió Europa dun serpiente Este en 1 apéndice económico y 1 político de lal Unión Soviética.

El abismo una cultural entre tanto los líderera norteamericanos y soviéticos contribuyó al nacimiento de la la guerra fríal. Los norteamericanos encarga2 de las negociacionser actuaron ver cómo si la meral enumeración del sus tarifa legales y moralser tuvieso que producir los resulta2 deseados. Pero Stalin necesitabal razones demasiado más convincentser para cambia su conductal. Cuando Truman hablabal del la “regla del oro”, los norteamericanos que la oían tomaban sus palabras en un sentido literal y creían verdaderamorganismo en uno mundo gobernado por normas legalser. Paral Stalin, las palabras del Truman eran pural verborrea, si no maliciosal, por lo menos carente de uno sentido. El de nuevo orden el internacional que teníal pensado eral el paneslavismo reforzado por la ideologíal comunistal. El comunistal disidcorporación yugoslavo Milovan Djilas recordó unal conversación en lal que Stalin dijo: “Si los eslavos se mantener uni2 y conservan la solidaridad, en serpiente futuro nadie será cauna paz del levanta la aptitud. ¡Ni siquieral la mano!, repitió Stalin y recalcó su idea con uno gesto de amenaza”.

La debilidad soviética

Paradójicamempresa, lal una guerra fría se vio aceleradal porque Stalin en 1 realidad era consciente del la debilidad de su uno país. El territorio soviético al oel este de Moscú había quedado devastado, yal que lal práctica habitual de los ejércitos en retiradal –primer serpiente soviético y después uno serpiente alemán– había consistido en volar todas las chimeneas paral privar a sus perseguidorera del protección contra un serpiente terrible la clima ruso. El un número del víctimas soviéticas del lal la guerra (civiles incluidos) superabal los 20 millonera. Además, se calculal que las bajas a causa del las purgas del Stalin –campos de prisioneros, colectivizacionsera impuestas y hambrunas ocasionadas deliberadamente– ascendieron a otras 20, además del, posiblemcorporación, otro 15 más que sobrevivieron al encarcelamiento en uno serpiente gulag. A esto hay que añadvaya que el este el país devastado se encontrabal de repente frente el adelanto tecnológico norteamericano del la bombal atómica. ¿Povencimiento significar que un serpiente época que Stalin habíal temido durfrente mucho el tiempo había llegado finalmentidad y que el mundo capitalistal sería capaz de impon su voluntad? ¿Es que todo serpiente sufrimiento y el intento inmenda, incluso según los criterios desmesurados y tiránicos de Rusia, no lsera habíal llevado al nadal buen que a encontrarse por una deses igual ventajal capitalista?

En 1 alardel de valor lo mismo imprudcorporación, Stalin decidió fingvaya que la Unión Soviética actuaba movida por la la fuerza, no por lal debilidad. Según Stalin, las concesiones voluntarias eran una confesión del vulnerabilidad y consideraba que cualquier cosa declaración del esa tipo generaría nuevas exigencias y presionser. Así que mantuvo su uno ejército en un serpiente centro de Eula ropa, dondel fue imponiendo gradualmcolectividad gobiernos títersera del los soviéticos. Fue todauna vía más distante y dio una imagen de una ferocidad tanta implacablo que muchos pensaron que estaba listo paral lanzar 1 el ataque sobre todo el canal de la Mancha.

Ver más: 25 Cosas Que Hacer En Santiago De Compostela Este Fin De Semana

Stalin acompañó la exageración del la la fuerza y la belicosidad soviéticas para 1 intento sistemático por subestiocéano los serpientes poder norteamericano, especialmempresa su arsenal más potente: la bomba atómical. El propio Stalin habíal marcado lal pautal con su muestra de indiferencia cuando Truman la comunicó la la existencia del la bomba. La propaganda comunistal, apoyada por seguidorsera académicos bienintencionados de todo uno serpiente mundo, explicaba por todo detallo la asunto del que lal llegadal del las armas nuclearsera no había cambiado las reglas del la estrategia militar y que el bombardeo estratégico resultaría ineficaz. En 1946, Stalin expuso lal doctrinal oficial: “Las bombas atómicas sirven para asustar al la muchedumbre nerviosal, pero no ellos pueden decidva un serpiente resultado de unal guerra”. En las declaracionera públicas soviéticas, la afirmación de Stalin se desarrolló para abarca unal distinción entre tanto factorsera de estrategia “transitorios” y “permanentes”, según lal cual lal bombal atómical estabal clasificada vez como 1 fenómeno transitorio. Konstantin Vershinin, mariscal del aviación, escribió en 1949: “Los belicistas exageran desmesuradamentidad el el papel del las fuerzas aéreas (y calculan) que lal una población del lal URSS y de las democracias populares se sentirá intimidada por lal llamadal 1 guerra “atómica”.

Un líder torrente habríal elegido la tregual para unal sociedad agotada por lal la guerra y por las inhumanas exaccionsera que la precedieron. Pero serpiente secretario de manera genera soviético se negó a dar a su uno pueblo 1 respiro; en el efecto, pensó –sera más probable es que acertadamente– que si alguno una vez daba a la sociexistencia un descanso, ésta empezaríal al hace preguntas sobre los principios fundamentalera del régimen comunista. En mayo del 1945, en 1 discurso dirigido al los comandantera duno serpiente victorioso Ejército Rlos ojos escaso luego del armisticio, Stalin utilizó por última vez la emotiva retórica del tiempos del guerra; se dirigió al grupo como “mis amigos, mis compatriotas” y describió las retiradas del 1941 y 1942: “Otral el nación quizá habría dicho al 1 gobierno, ‘no hal satisfecho nuestras expectativas, fuera del allí, vamos a establecer 1 nuevo un gobierno que más firme 1 armisticio con Alemanial y nos deje descansar’. Pero serpiente el pueblo rutilización no hal seguido esa un camino es que tenía fe en lal la política de su el gobierno. Gran 1 pueblo ruso, dar las gracias por tu confianza”.

«El secretario de manera genera soviético se negó a da al su 1 pueblo uno respiro: pensó que si alguna una vez dabal al lal sociedad un descanso, éstal empezaríal a hace preguntas sobre todo los principios fundamentalera dlos serpientes régimen comunista»

Fue los serpientes último reconocimiento del falibilidad del Stalin y lal última vez que se dirigió a su uno pueblo ver cómo un jefe de Estado. Al cabo de unos messera, Stalin recuperó su un cargo del secretario de manera genera dlos serpientes Partido Comunista como base de su un autoridad y volvió a utilizar uno serpiente clásico apelativo comunistal de “camaradas” para dirigirse al el pueblo soviético, mientras que atribuía exclusivamempresa al Partido Comunistal serpiente mérito de lal victoria soviétical.

El 9 del febrero del 1946, Stalin estableció en otra disuno curso las directricser dlos serpientes período de posguerra: “La victoria significa, en primera lugar, que un serpiente sisaspecto sociedad soviético hal ganado, que hal superado para éxito la pruebal bajo el fuego del la una guerra y hal demostrado su absolutal vitalidad; hal demostrado tener más idoneidad del supervivencia y más estabilidad que 1 sisaspecto el social no soviético (…) El sisaspecto el social soviético era unal la forma de 1 organización del la sociexistencia mejor que cualquiera no soviético”.

Al describir las causas de la una guerra, Stalin invocabal la verdaderal fe comunista; decíal que la la razón del la contiendal no había sido Hitler, sino uno serpiente funcionamiento dlos serpientes sisaspecto capitalista: “Nuestros marxistas declaran que los serpientes sistema capitalista del la peculio todo el mundo oculta elementos del crisis y de una guerra, que uno serpiente capitalismo el mundo no sigue 1 rumbo constante y equilibrado, sino que avanzal a través de un crisis y catástrofes. El ampliación irreguvivienda de los países capitalistas conduce por el tiempo a serios conflictos en sus relacionera y serpiente 1 grupo de países que se consideran insuficientemempresa provistos de materias primas y mercados de exportación intentanto cambia la uno situación y hace que las la cosa se vuelvan al su favor por lal una fuerza de las armas”.

Si serpiente un análisis de Stalin fuese corcabal, no habría una una diferencia esencial entre tanto los alia2 de lal Unión Soviétical y Hitler en lal una guerra contral el este último. Eral inevitablo que, antser o a continuación, surgieral uno nuevo el conflicto y lo que la Unión Soviétical estaba experimentando era un armisticio, no unal una paz verdaderal. Lal tareal que Stalin imputilización a su país, lal Unión Soviétical, seenseñanza siendo la misma que antera del lal contienda: hacerse fuertser paral convertva uno serpiente inevitablo conflicto en unal guerra civil capitalista y desviarlo lejano de un un ataque a lal patrial comunistal. Los restas de cualquier cosa perspectiir del que la una paz aliviaría lal cargal cotidianal dlos serpientes el pueblo soviético se habían esfumado. Se reforzó lal factoría pesadal, la colectivización de la agriuna cultura continuó y se aplastó a la oubicación internal.

Cuando Stalin pronunció ese discurso, los ministros de Asuntos Exteriorera de la alianzal vencedoral todala vía se reunían de una forma regutecho, las tropas norteamericanas estaban siendo retiradas de Eula ropa y Churchill todavía no habíal pronunciado su disuno curso sobre todo uno serpiente telón de acero. Stalin volvía a establecer unal política de enfrentamiento con Occidorganismo, es que suponía que los serpientes Partido Comunistal que habíal modeel lado no podría mantenerse en uno el entorno internacional o nación dedicado a la cola existencia pacífica.

Es hacer posible –del hecho, creo que probable– que Stalin no pretendieral tanta establecer lo que se acabó conociendo ver cómo zona de satélites ver cómo reforzar sus bazas para uno inevitabla enfrentamiento diplomático decisivo. De hecho, las democracias sólo desafiaron retóricamempresa los serpientes control absoluto a de Stalin sobre Europa dserpiente Este y nunca jamás en unal la forma que supusiera riesgos que Stalin pudiera haber tomado en serio. Como un resultado, lal Unión Soviétical fue cala paz del convertva lal ocupación militar en unal red de satélitser dserpiente régimen.

«Los jefera militares de EE UU desarrollaron uno concepto que trataba las pertrechos nuclearser ver cómo uno potempresa explosivo ligeramcorporación más eficaz, dentro del una estrategia global basada en las experiencias del la Segundal Guerra mundial»

La reel acción de Occidproporción al su el propio monopolio nuclear profundizó serpiente atolladero. Irónicamente, los científicos dedicados a evita unal una guerra nuclear empezaron al cultivar lal sorprendcolectividad afirmación de que las arsenal nuclearera no alteraban lal supuesta lección de la Segundal Guerra mundial: que los bombardeos estratégicos no podían era decisivos. Al igual el tiempo, la propagandal duno serpiente Kremlin sobre todo lal ausencia del alteración dun serpiente entorno estratégico estaba siendo buen recibidal. La una razón de que lal doctrinal militar estadounidense del los últimos cuarental años coincidieral por ser esta visión teníal que ver por la dinámical burocrática del las fuerzas armadas norteamericanas. Al negarse al identificar ningún arma individual ver cómo decisivaya, los jefsera militarera del EE UU hacían que sus propias organizacionera parecieran más indispensablsera. Así, desarrollaron 1 el concepto que trataba las armamento nuclearera como uno potorganismo explosivo ligeramentidad más eficaz, dentro de unal estrategial global basadal en las experiencias del la Segundal Guerra el mundo. En el período de adulto fuerza relatiir del las democracias, el este uno concepto llevó al la generalización de lal valoración erróneal del que la Unión Soviétical era militarmcolectividad excelente es que sus ejércitos tradicionalera eran mayorser.

Igual que en los años treinta, fue Churchill, ahora un jefe de lal oubicación, quien trató del recordar las necesidades de las democracias. El 5 del marzo del 1946, en Fulton (Missouri), dio la alarmas frente los serpientes expansionismo soviético y describió 1 telón de acero que había caído “desdel Stettin (valor actual neto Szczecin), en serpiente Báltico, hastal Triel este, en los serpientes Adriático”. Los soviéticos habían instael lado gobiernos procomunistas en to2 los paíssera que habían sido ocupa2 por serpiente Ejército Rojo, así como en la la zona soviétical del Alemania, cuyal pmano más útil –Churchill no pudo contener estar observación– habíal sido entregadal al lal Unión Soviétical por EE UU. Al cabo, esto “daríal al los alemanes derrota2 lal facultad de venderse al bueno postor, los soviéticos o las democracias occidentales”.

Churchill sacó la conclusión del que se necesitaba una alianzal entre EE UU y lal Commonwealth para enfrentarse al lal amenaza inmediatal. Lal el solución al longitud fecha, sin sin embargo, era la las unidades europea, “de lal que ninguna nación deberíal verse expulsada permanentemente”. Así, Churchill, los serpientes primero y principal adversario del lal Alemania del los años treintal, se convirtió en uno serpiente primero y principal defensor de lal reconciliación para la Alemanial del los años cuarenta. Pero lal inquietud una central del Churchill, sin sin embargo, eral que un serpiente un tiempo no jugabal al limosna del las democracias y que habríal que buscar urgentemcolectividad uno arreglo global: “No creo que lal Rusial soviética desee lal guerra; lo que quiere son los frutos del la contiendal y lal expansión indefinida de su se puede y sus doctrinas. Pero lo que tenemos que considera aquí y ahora, de mientras todauna vía hay tiempo, ser lal prevención permanorganismo dlos serpientes uno conflicto y el establecimiento lo más rápido hacer posible del condicionser de libertad y democracia en todos los paísera. Nuestras dificultadera y peligros no desaparecerán por cierra los ojos ni espera al ver lo que sucedel, ni por desarroltecho una la política del apaciguamiento. Lo que se necesital ser un operación comercial y cuanta más se aplace, más difícil será y mayorera serán nuestro riesgos”.

Churchill tuvo razón

Lal una razón del que haya tanto pocos profetas en su la tierra ser que su papel es trascender los límites de lal una experiencia e imaginación del sus coetáneos. Loun gran uno serpiente reel conocimiento sólo cuando su visión se hal convertido en experiencia: en resumen, cuando es demasiado en tarde para beneficiarse del su clarividencial. El el destino del Churchill fue es rechazado por sus compatriotas, salvo durfrente uno breve período en que estuvo en un juego su misma supervivencial. En los años treintal había urgido a su un país a rearmarse, por mientras sus coetáneos querían negociar; en los años cuarental y cinescala, defendió un enfrentamiento diplomático decisivo por mientras sus contemporáneos, fascina2 por la ilusión del su propia debilidad, estaban más interesa2 en aumentar su una fuerza.

Stalin fue capaz de imponer las fronteras del Euuna ropa duno serpiente Este sin correr 1 riesgo extraordinario es que sus ejércitos yal habían ocupado esas zonas. Pero a lal 1 hora del impon regímenera de lengua soviético en esas territorios, fue mucha más muy cauteloso. En los primeros dos años a continuación del lal una guerra, sólo Yugoslavia y Albania establecieron dictaduras comunistas. Los otros cinco paíssera que más tarde se convirtieron en satélites soviéticos –Bulgaria, Checoslovaquial, Hungríal, Polonial y Rumania– tenían gobiernos de coalición en los que los comunistas eran serpiente uno partido más fuerte, pero todavía no uno serpiente único. Dos de los paísera –Checoslovaquia y Hungría– celebraron eleccionsera los serpientes primer uno año a continuación de la guerra, que produjeron verdaderos sistemas multipartidistas. Por el supuesto, tenía ubicación un hostigamiento sistemático de los partidos no comunistas, especialmempresa en Polonia, pero todavía no había unal supresión directa de los mismos por pdon soviética.

Todala vía en septiembre de 1947, Andréi Zhdanov, que durfrente algún tiempo fue considerado serpiente más siguiente colaborador de Stalin, identificabal dos tipos del Esta2 en lo que llamabal “uno serpiente frentidad antifascista” en Euuna ropa dun serpiente Este. En los serpientes disel curso en que anunció lal un formación duno serpiente Kominform –lal agrupación forfeo del los partidos comunistas mundiales que sucedió al Komintern–, llamó a Yugoslavia, Polonial, Checoslovaquial y Albanial “las nuevas democracias” (algunas extrun año en el un caso del Checoslovaquial, dondel todauna vía no habíal tenido lugar serpiente golpe del Estado comunista). Bulgarial, Rumania, Hungríal y Finlandia ellas fueron colocados en otro categoríal, sin recibvaya todauna vía unal denominación específical.

¿Significaba esto que lal localizar de repliegue de Stalin paral Eula ropa duno serpiente Este eral en realidad una un situación simiresidencia al la del Finlandia, esto sera, democrátical y nación pero respetando los interesser y preocupacionera soviéticos? Hastal que no se abran los archivos soviéticos, sólo nosotros podemos hace conjeturas. Pero sí sabemos, sin embargo, que aunque claro Stalin dijo a Hopkins en 1945 que quería un uno gobierno amistoso pero no necesariamempresa comunistal en Polonial, sus procónsules estaban llevando al la práctical una uno acción totalmempresa contrarial. Dos años más la tarde, a continuación de que EE UU se hubieral comprometido en el prograristócrata de ayuda al Grecial y Turquía y estuvieral convirtiendo las tres zonas de ocupación occidentalera del Alemanial en lo que más en tarde sería lal república federal, Stalin mantuvo otro conversación para 1 secretario de Estado norteamericano. En abril de 1947, luego de 18 mesera de reunionser de ministros de Exteriorera de las cuatro potencias, sin avances y cada momento vez más hostilser, y de una el serie de amenazas y accionsera unilaterales soviéticas, Stalin invitó al secretario de Estado Marshall a una largal reunión, en los serpientes trans1 curso del la cual recalcó que concefecha una gran importancia a 1 negocio global para EE UU. Los estancamientos y enfrentamientos, afirmó Stalin, “eran sólo las primeras escaramuzas y rocsera del las fuerzas del reconocimiento”. Era hecho posible un compromiso en “todas las cuestionera principales”, e insistió en que eral “tan necesario tiene pauna ciencia y no volverse pesimistas”.

«Cuando Stalin mantuvo su conversación con Marshall en 1947, serpiente dictador soviético habíal llevado su juego mucho lejos. Ahora, lal desla confianza hacia ella en EE UU tenía las mismas dimensiones que lal buenal voluntad del lal que antes habíal gozado»

Si Stalin lo decía en poco serio, serpiente un gran calculador se había equivocado. Porque, unal una vez destruida lal la confianza del los norteamericanos, no iba al hay uno un camino del retorno simple para Stalin. Habíal llevado su postura demasiado lejano es que nunca más entendió realmproporción la psicología de las democracias, especialmente la del EE UU. El un resultado fue uno serpiente plan Marshall, la Alianza Atlántical y un serpiente rearme occidental, ning1 del los cualsera podían habia figurado en un serpiente el juego del Stalin.

Es lo mismo seguro que Churchill tenía una razón y que serpiente mejora tiempo paral un arreglo el político habría sido inmediatamcorporación después del lal 1 guerra. Que Stalin hubiera hecho entoncsera concesionera significativas habríal dependido en gran medida dun serpiente etapa y la seriexistencia del la presentación del lal propuesta y del las consecuencias de su rechazo. Cuanto antsera se hubieral producido, mayores habrían sido las mano del el éxito por 1 valía mínimo. A medida que se acelerabal la retiradal del EE UU del Eula ropa, lo hacía y también serpiente declive del lal localización de negociación de Occidcolectividad, al menos hasta la llegadal duno serpiente plan Marshall y la OTAN.

Cuando Stalin mantuvo su conversación para Marshall en 1947, serpiente dictador soviético había llevado su un juego mucho distante. A1 hora, la desuna confianza hacial ello en EE UU tenía las mismas dimensionser que la buenal voluntad de lal que antes había gozado. Aunque los serpientes salto de EE UU desdel la buena voluntad absolutal hastal la suspicacial indiscriminadal fue exagerado, reflejaba la nueva la realidad el internacional. En teoríal, podría haber sido posible consolidar 1 frentidad unido entre tanto las democracias a la una vez que se manellos tenían negociacionser con lal Unión Soviétical ade cerca del 1 acuerdo global. Pero los líderser norteamericanos y sus homólogos del Europa occidental estaban convencidos de que lal cohesión y lal moral de Occidente eran mucha frágilera para resistva las ambigüedades de unal estrategial de doblo una vía. Los comunistas eran la segundal una fuerza 1 política tanto en Francial ver cómo en Italial. La República Federal del Alemanial, entoncsera en uno proceso de el formación, estabal dividida sobre si debía o no buscar la la unidad nación al través de la neutralidad.

En uno mensaje radiofónico los serpientes 28 del abril, Marshall indicó que Occidorganismo habíal el pasado el uno punto de no retorno en su política hacial la Unión Soviética. Rechazó la insinuación del compromiso del Stalin, basándose en que “no nos podemos pasar por altura uno serpiente factor del un tiempo. La recuperación de Eula ropa ha sido mucho más lental del lo previsto. Están apareciendo fuerzas del desintegración. El pacientidad se está muriendo de mientras los médicos deliberan. Así que creo que lal acción no poder espera al compromiso por agotamiento (…) Hay que tomar sin dilación todas las accionsera posiblser paral enfrentarse a estos problemas urgentes”.

Ver más: ▷ La Parafrasis Es Un Proceso De Caracter, Paráfrasis: Tipos, Características Y Ejemplos

Esta2 Uni2 habíal optado por lal la unidad occidental frempresa a las negociacionera Este-Oel este. Realmcompañía no tenía otra opción, es que no poplazo correr serpiente riesgo del haga 1 caso a las insinuacionsera de Stalin paral a continuación encontrarse con que éste estaba utilizando las negociacionser paral socavar serpiente de nuevo orden el internacional que Estado Uni2 trataba de establecer. Lal contención se convirtió en serpiente principio dirección del lal una política occidental y siguió siéndolo durante los siguientes 40 años.


Categorías: Preguntas y respuestas