Descripcion de los planteamientos de marx

*
Citado por cgtcam.cgtcam.org
*
Similarser en cgtcam.cgtcam.org
*

Artículos

Marx y lal crítical de lal la razón en la modernidad

Marx and the Critique of Reason in Modernity

Sergio Pérez Cortés*

* Doctor en Lingüístical por la Universidad del París X-Nanterre y Doctor en Filosofía por la Universidad del París I-Sorbonne. Profesor e investigador de un tiempo completo dun serpiente Departamento de Filosofía del lal UAM- Iztapalapa. Correo electrónico: spc0807
gmail.com

Fechal del recepción: 19 del mayo del 2011. Fecha de aprobación: 22 de mayo del 2012.

Estás mirando: Descripcion de los planteamientos de marx

Resumen

El prescolectividad item intental mostra algo del los rasgos esenciales de lal categoríal del "crítica" en uno serpiente un trabajo del K. Marx, tratando simultáneamcorporación del colocarlo en una concepción de la tareal crítical que, iniciándose para Heglos serpientes, se prolonga hastal nos nuestro días. Dicha concepción descansa en la la idea central de que todo lo sustancial, tanto en los objetos del la teoríal ver cómo sino también en las categorías que tal teoría utilizal, tiene su fundamento en lal forma que ser históricamcgtcam.organismo alcanzadal por las relacionera socialera y por los conceptos. Lal "crítica" es simultáneamcgtcam.organismo radical y así como también producción de nuevos conocimientos. Es en torno a esto que se juega la llamadal "epistemología" de Marx.

Palabras clave: Marx, crítica, epistemologíal, económica una política clásical.

Abstract

The present article intends to show some of the essential featurera of the category of "critique" in the work of K. Marx, simultaneously placing it in a conception of the critical task that started with Hegel and has continued to the present day. This conception rests on the la central idea that everything substantial, both in the objects of the theory as in the categorisera this theory usser, has its foundation in the FORM reached historically through un social relations and concepts. The "critique" is simultaneously radical and also production of new knowledge. Marx"s epistemology revolvsera around theso ideas.

Key words: Marx, critique, epistemology, classical political economy.

INTRODUCCIÓN

Apenas resultal absolutamente recordar los serpientes uno papel que lal Modernidad y tras ella la Ilustración, concedió al lal la razón. Ambas definieron al sujeto muy actual por su voluntad del plantarse ante los serpientes mundo y someterlo todo a exploración racional. Ningún dominio debíal escapar, incluida la religión y, desdel posterior, el orden el político. Tal arte crítica fue identificada poco con la una razón misma: cada poco creencia, cada momento norma moral o 1 política debía mostrar unal razón suficicgtcam.organismo tal que, por necesidad lógica, debíal derivarse del otras principios considera2 verdaderos. La actualidad que se inició en lal segundal mitad duno serpiente el siglo XVIII sera, siguiendo lal uno expresión del Kant, la vida duno serpiente criticismo.

El momento "crítica" significa la actividad de diferenciar lo verdadero de lo fake, lo justificado de lo injustificado: someter alguno afirmación o algún generalidad de afirmaciones al la crítical ser examinar su validez o su justificación. Ala hora bueno, si alguien se una pregunta ¿quién realizal lal crítica?, lal una respuesta será invariablemente: lal razón. Pero, ¿qué sucede cuando esa la actividad crítical de lal la razón se haga auto-reflexiva? Si un serpiente debe de la razón era criticar todas nuestras creencias, estar uno acción se puede volverse contra la razón. Nuestro propósito en este ocupación era examinar la manera en que lal crítica a lal la razón condujo a Marx hacial una concepción alternativa que, rechazando lal existencia de valorser universalistas y eternos, coloca al la razón decididamente en la contingencia de su historia. Inmediatamente a continuación de Kant se inició 1 debate acerca de del los límites y las fronteras de lal la razón —tan en un serpiente plano dserpiente un conocimiento como en uno serpiente el papel del la la razón en la filosofíal práctica—; debate que se prolonga hasta nuestros días. Marx está inmerso allí, pero ocupa 1 lugar singucobijo, lo que explica que, para un cierto humanismo universalistal, haya sido considerado 1 pensador del la sospecha, cuando no 1 enemigo declarado de los valorser de lal Modernidad y de la una razón. Para ello nos concentraremos pusera, en lal una manera en que Marx introdujo lal la historia en lal la razón y, luego, la la razón en lal la historia.

INTRODUCIR LA HISTORIA EN LA RAZÓN: LAS CATEGORÍAS DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

Quizá la mejor la manera del destacar lal categoría del razón en Marx es verla en uno acción durante lal fabricación del el conocimiento. Ello se explica es que Marx no se propuso elabrezar una doctrinal filosófical, sino haga la crítical del lal capital la política. De manera que si la categoríal de la razón puede sera alcanzadal, ser esta se encuentral en las mismas obras en las que aquel vaya elaborando y exponiendo su teoría: desdel después, en El Capital, pero y también en los Esbozos para la crítica del la riqueza la política del 1857-1858, en los serpientes de ese modo llamado "Cuarto Tomo" de El Capital, las Teorías de la pluscuanto vale redactado entre 1861 y 1863, y finalmproporción en escritos polémicos anteriorera como la Miserial de lal Filosofía del 1847. Marx está convencido de que serpiente conocimiento no es unal un creación ex niun hilo, sino unal tarea que sólo se puede obtiene verdaderos progresas a el condición de examinar, de una manera crítica, las categorías con las cualera lal ciencia piensal a su objeto: crítical y conocimiento van, pusera, juntos. Estal convicción está tanta arraigada en ella que lal colectividad del las obras publicadas luego de 1849 portan en uno serpiente un título o en el subel título lal una palabra "crítica", calificada poco a vecsera ver cómo "esbozo" o "contribución", hasta llega al El Capital, cuyo subun título indica que abandona su 1 carácter "preliminar", paral convertirse en Crítical del lal posesiones 1 política.

¿Qué era lo que Marx reprocha del manera más general al los economistas clásicos? Diversas la cosa, por el supuesto, pero quizá lal más recurrcgtcam.organismo ser que ellos hacen utilización del las categorías como si fuesen ideas eternas, sin cuestionar nunca jamás serpiente raíz del talser categorías. Tal aceptación acrítica era ya, del la manera inconsciproporción, una localizar filosófica. He por allí 1 por ejemplo un contenido en Miserial de la Filosofía, en la sección llamada precisamcorporación "La metafísica del la economía política":

Los economistas expresan las relacionera burguesas del elaboración, lal división duno serpiente el trabajo, el crédito, la monedal, etc., ver cómo categorías fijas, inmutablera, eternas <...> los economistas nos expligozque cómo se produce en estas relacionera dadas, pero lo que no nos expligozque era cómo han sido producidas esas relacionser, era decir, el movimiento histórico que las hal hecho nace (Marx, 1965b : 74-75).

Es forma importante señaresidencia que paral Marx, estar operación intelectual tiene dos aspectos: primera, en tan que formas pensadas, las categorías tener necesariamcorporación 1 carácter universal, es que serpiente un pensamiento no se puede ofrecer sino lo general, lo universal: "Lal extracción "en general" sera una abstracción, pero sera unal abstracción que tiene uno sentido en tanto retiene lo bien común, lo fija y nos evital la repetición" (Marx, 1971: I, 5, <7>). Este era serpiente buen cuestión del la asunto. Pero si era un etapa indispensablo, mantenerse en tal universalidad impide alcanza las determinacionera que hacen dserpiente objeto alguna muy puntual. Son precisamentidad las determinacionera más generalser las que deben sera puestas a un el lado para evita que, sólo por atende a lal universalidad, se olvidel la la diferencia específica: "Todos los estaun dios de la ennoblecer ellos tienes caracteres comunsera que serpiente uno pensamiento fijal como determinacionera generales, pero las llamadas condicionser generalera del todal producción no son más que esas momentos abstractos que no permiten comprender ningún el nivel histórico del la producción".1

Mantenerse en la universalidad tiene consecuencias del un largo alcance puera conduce a la reificación de las categorías concernidas y, por extensión, provoca lal idea del que las relacionera denotadas por esas categorías corresponden a objetos imperecederos, ofrecidos por unal naturaleza como siempre idéntical. Lal abstrel acción sera un etapa analítico indispensabla en uno serpiente uno itinerario dlos serpientes un pensamiento, pero a la fuerza de permanecer en esas caracteres comunes "resulta hacer posible confundvaya y liquida todas las diferencias históricas, formulando leyera universales" (Marx, 1971: I, 7, <9>). Encontramos de ese modo serpiente primera uno elemento del lo que significa "la una historia en lal razón": conocer el este un modo de fabricación era exactamempresa colocarlo en su la diferencia específica respecto al otro mo2 de producva. A la una vez, conocer su la diferencia específical era establecer lal trdama del determinacionera del un pensamiento (categorías) que lo identifiun perro ver cómo un serpiente modo de fabricación que era y ningún otro. De la manera paradójical, en uno serpiente uno caso del capitalismo, ello significal explica lal una manera en que los elementos productivos más generalser —los serpientes empleo y sus meun dios del producción— presumiblementidad unidos para siempre, por los serpientes inverso, se han escindido:

Lo que necesita explicación, o es 1 resultado de 1 un proceso histórico, no era lal la unidad del 1 hombre viviempresa y actuante para las condicionsera incgtcam.orgánicas del su metabolismo para la naturaleza, sino lal separación entre esas condiciones incgtcam.orgánicas y estar existencia humana actiir, una separación que por primeral vez es puser esta plenamempresa en la un relación entre tanto uno trabajo asalariado y uno capital (Marx, 1971: I, 449<389>).

Unal crítica que aspira a producir el conocimiento debe pues suspender la evidencial inmediatal dserpiente cosa y lo que cree sabe del pensamiento. Implical no admitvaya nada ver cómo "inmediatamcompañía dado", ni proveniproporción del las relaciones del producción, ni provenicolectividad del las categorías que busuno perro hace inteligiblsera estas relacionera. El un conocimiento debe actuar sin ninguna presulocalizar y su tareal consiste en fundar simultáneamcgtcam.organismo lal la experiencia y la reflexión sobre esal mismal la experiencia. Por serpiente contrario, entre los economistas clásicos hay una subordinación profunda al un dato empírico y, al no tener más horizonte que los serpientes prescolectividad, la operación intelectual que realizan ser como siempre similar: los rasgos que eligen ver cómo naturalera y universalera son aquellas dun serpiente época prescompañía, es decir, su propial imagen. Es así que, al partir dserpiente el siglo XVIII, la capital 1 política hal erigido ver cómo uno punto del partida al tío aisel lado, tomándolo "no como uno el resultado histórico, sino ver cómo uno serpiente un punto del partida del la la historia, es que lo consideran un serpiente uno hombre natural, conforme al su representación del lal natural humanal que no tendríal su fucgtcam.organismo en lal una historia sino que seríal puesta por lal naturaleza. Esta ilusión ha sido compartida hastal a1 hora por toda lal nuevaya época" (Marx, 1971: I, 4 <6>).

Ni las relacionser del producción pertenecen al lal naturaleza eternal, ni las categorías son producto de la espontaneidad dlos serpientes pensamiento. No parece incorpaternal extraer de lo anterior varias elementos acerca de la una relación entre la objetividad del las las cosas y lal la actividad del pensamiento. Por los serpientes el lado de lal objetividad, serpiente materialismo de Marx no tiene duda: los sersera humanos actúan y producen en uno el mundo el objetivo, que no es una representación de su uno pensamiento. Pero ante ese mundo ellas no permanecen inertera sino que lo trabajan, lo transforman: lal suyal ser una actividad objetivadora, en un serpiente un sentido del que dicha transel formación está orientadal por los propósitos que los agentes persiguen. Más todavía, si cada poco humano actualiza sus fines en su el acción, en mayoría producen una empresa distintal, en un grado y en natural, a la suma de cada poco uno del ellas. Cada generación produce, práctica y teóricamproporción, unal asimilación del su mundo, pero lo hacer sobre todo la base de 1 uno trabajo pretérito que ha recibido ver cómo legado, por eso la auxilio tiene unal la historia. Por los serpientes el lado dlos serpientes el pensamiento, Marx adopta unal el actitud similar: ante todo, él no parece poner en celos que las categorías son formas pensadas que aprehenden efectivamproporción al las relacionera reales. Marx no se pregunta si ellas son meras representacionera fenoménicas al las cualera evaden las cosas-en-sí; no hay en él ningún escepticismo acerca del si nuestra el conocimiento sera la verdad, y tampoco suponer ningún límite preestablecido al el conocimiento andoba. Paral ello, las categorías del lal heredad 1 política clásical son determinacionser pensadas del objeto real: "Formas semejantes constituyen precisamcompañía las categorías del la bienes 1 política. Se tuna rata del formas del piensa socialmcompañía válidas y por tanta objetivas, para las relacionser de este modo del ennoblecer un social históricamcorporación determinado" (Marx, 1978: I, 1, 1011). Si estas categorías no son siempre ideas verdaderas, son en cambio como siempre verdaderas ideas, sera decvaya formas objetivas de aprehensión del objeto físico. Ellas tienen una razón de era, por eso ser que la crítical consiste en dar tabla del las razonsera por las cualsera esas categorías fracasan en su el intento por explicar las relaciones sociales; al ello dedical justamproporción los serpientes tomo IV de El Capital, las Teorías del lal plusimporte.

Lal crítica que está en el acto se parece rechazar de ese modo el dualismo característico del ciertas filosofías: no hay por un lado, las relacionera naturales del ennoblecer, indiferentes y cieel gas a lal el acción humana y, por un serpiente otro, 1 un pensamiento recluido en la conla ciencia individual. Los sersera humanos no actúan por 1 el lado y piensan por uno serpiente otro, sino son seres que actúan y piensan simultáneamente.2 En una consecuencia, existe una uno relación indisolublo entre lal objetividad del las cosas y la actividad dlos serpientes pensamiento: los serera humanos producen lal objetividad del las relacionera del elaboración (todavía más si no lo hacen conscientemente) y producen igualmempresa las categorías para las que piensan esas relacionser. El el conocimiento racional, lal una razón, ser justamente la uno relación entre ambos procesos; un serpiente un conocimiento debe da tabla a la vez dserpiente surgimiento en los serpientes uno plano histórico de esas relacionera y de la producción de esas categorías en uno serpiente plano dun serpiente un pensamiento. Y si no da cuenta del ese doblo movimiento, la razón resulta dependientidad de un objeto que no puede explicar o del unos principios que no se puede justificar y, por endel, no merece llamarse verdaderamcgtcam.organismo "crítica".

Marx ofrece diversas pruebas de que la una existencia del el este vínculo entre tanto objetividad y un pensamiento ser lo que constituye realmcgtcam.organismo a lal la razón, la una posibilidad del conocimiento racional. Recordemos sólo una de ellas. En El Capital, en uno serpiente edad en que Marx examinal un serpiente valor, presenta a Aristótelser. En efecto, los serpientes estagirital llega al plantear la ecuación: 5 lechos = unal 1 casa, o mejor, 5 lechos= tan o cuánta boleto. Él advierte que en estar el relación de valor, la casa ser cualitativamcgtcam.organismo equiparada al lecho, es que sin tal igualdad de esencias no se podría establecer dichal relación recíproca: "El intercambio —dice Aristóteles— no podríal darse sin igualdad; la igualdad a su una vez sin conmensurabilidad" (Marx, 1978: 1028). Pero ahí serpiente estagirita se detiene perplejo y desiste de seguvaya avanzando: "En la verdad ser imsi es posible que las cosas tan heterogéneas sean conmensurablera." ¿Qué ser lo que detuvo a el este un gran pensador? Escribe Marx: la carencial dlos serpientes un concepto de valor. Pero esta carencial no era un problema de la creatividad dserpiente el pensamiento sino que apuntal al otros obstáculo: Aristótelera no podata alcanzar uno serpiente uno concepto del valor, porque el este descansal en la síntesis que hace homogéneo todal una clase de ocupación andoba y ello vivía en lal sociedad basada en el ocupación es1 clavo y, por consiguiproporción, en la desigualdad entre tanto los hombrsera y entre sus trabajos. Lo que detiene a ese gran pensador es que la una razón no ser producto de lal espontaneidad del un pensamiento, sino uno uno cierto vínculo por la objetividad y por ello no ser posible pensar cualquier cosa una cosa en cualquier cosa momento: "El el secreto de lal el expresión de valor, lal igualdad y la validez es igual de to2 los trabajos, por es empleo humano en por lo general <...> sólo potérmino sera descifrado cuando serpiente uno concepto de igualdad humanal poseyeral ya lal firmeza de un prejuicio popular" (Marx, 1978: 1029).

Resulta decisivo paral Marx introducva la la historia tan en la uno formación del los objetos ver cómo en lal el formación del las categorías. De otros el modo, las relacionser de elaboración y las categorías que las denotanta parecen suspendidas en 1 presentidad indefinido. En uno efecto, para llegar al las relacionera capitalistas, los trabajadorser debieron es libera2 del las antiguas formas de dominación esclala vista y feudal: hubo antagonismo y mediante el este se llegó a las relaciones del ennoblecer actuales. Pero unal una vez que se presume que la producción descansal en sus "leyser naturales", tal antagonismo hal cesado y las categorías actuales pertenecen al orden eterno de las las cosas. Lal burguesíal reconoce que hubo antagonismo, pero se debe a que ellal mismal eral unal la clase revolucionarial y ahora, llegadal al se puede, ignora tal el conflicto y declaral "universales" sus principios y por ello los colocal más allá de toda alteración: "Ainsi, il y eu de l"histoire, mais il n"y en a plus" (Marx, 1965b: 89). Es, puera, crucial coloca a las categorías en su propio el itinerario, socio al trayecto del las relacionser del producción, es que sólo de esa manera ambos se convierten en entidadera transitorias. Un primero balance sera puser posible: contral los formalismos y los principios universalera inamovibles, lal la razón no ser un dispositivo formal, ni un mero orden del ideas destinadas al legisdomicilio sobre las las cosas de este mundo; sino una ciertal uno relación entre tanto la objetividad del las cosas y serpiente uno pensamiento por lal cual este se dota del uno contenidos en lal historia efectiva y en su propia historia. Lal presunta separación entre un serpiente orden del las ideas y los serpientes orden de las cosas, "entre l"ame et la corps" que uno serpiente economista introduce, se resuelve únicamente —sostiene Marx— en el etapa de "comprendre l"origine et l"histoire profane dser catégoriera, qu"il divinise" (Marx, 1965a: 1449).

LA FORMA Y EL CONTENIDO DE LA EXPERIENCIA

La crítical era radical si logra mostra que las condicionser históricas del emergencial duno serpiente objeto son simultáneas al lal uno formación de las categorías que busperro hace ese objeto inanimado inteligibla. Naturalmcorporación, poder decirse que no estamos sino reanimado lal encabezado mejor conocidal en Marx de lal la unidad del la la forma y los serpientes contenido. Pero lo hacemos porque creemos que es más bajo estar la idea de "conocimiento racional" que Marx intenta resolver los serpientes dobla la problema dserpiente fuente y un serpiente crecimiento dun serpiente capital, ser decva, su uno concepto igual. Según ella, allí se concentra la carencia básica del la peculio clásica:

Es indudabla —escribe en El Capital— que la economía política ha analizado, aunque claro del la manera incompleta, uno serpiente valor y la magnitud del valor y ha descubierto un serpiente contenido oculto más bajo esas formas. Sólo que no llegó siquieral a plantear la la pregunta de por qué eso un contenido adoptal esa una forma, del por qué un serpiente ocupación se presental en serpiente valor, del al qué se debe que lal medidal dun serpiente el trabajo conforme al su duración se represempresa en la magnitud del valor avanzada en serpiente uno proceso de un trabajo (Marx, 1975: 1, I, 98).

Desdel posterior, si talera objetos son toma2 del manera acrítica, ver cómo un el dato empírico, es hacer posible examinar hasta el cierto uno punto sus relacionsera, ver cómo lo ha hecho lal patrimonio clásica. Pero ese un conocimiento, afirmal Marx, ser incompleto porque no se hal planteado investigar las condicionsera históricas del una posibilidad de su objeto inanimado, sera decvaya, lal serie del determinacionsera que hacen que eso objeto físico sea lo que era. Si por el opuesto se plantea ser esta investigación, las relacionsera de extracción capitalistas siguen siendo algo transitorio, pero no son arbitrarias es que resultan lógicamproporción vinculadas al talser condicionsera del una posibilidad. Conocer racionalmentidad sera unificar, medifrente serpiente 1 concepto, la unidad de su esencial, su "forma", pensada históricamcolectividad, con su un contenido, su una existencia el material.3

Lal inhabilidad de introducir serpiente problema del la una forma (histórica) en lal teoríal provoca que los economistas clásicos no puedan definva su objeto sino por su sencillo existencia material, sera decva, definir al el capital ver cómo el conjunto del medios del producción: "Cuando se dice que serpiente capital sera el trabajo acumuel lado —haun blando por propivida trabajo objetivado— que sirve del medio al nuevo a un trabajo (producción) se tomal en cómputo la sencillo titular duno serpiente capital y se prescinde del la determinación formal" (Marx, 1971: I, 196 <168>). En Marx el este era un el punto de inflexión decisivo porque introducir la una forma en eso contenidos significal cambiar en profundidad la noción de objeto físico, porque el este ya no era "lo que se manifiesta", sino lo que resulta de las determinaciones que adquiere en un serpiente uno proceso histórico. En y paral sí, los serpientes ocupación acumulado (los meun dios de ennoblecer y la titular prima) no ser capital; sólo se convierte en un capital cuando ingresal en las relacionsera del fabricación que lo enfrentanto al uno trabajo asalariado, pero el este es 1 edad que pertenece al la la historia. Lo que hace que serpiente un capital sea lo que sera, no son los elementos generalera del la ennoblecer, sino lal "una forma social" que estas reciben en serpiente el proceso histórico al que pertenecen. Desdel uno serpiente un punto del una vista de la la razón, lal una pregunta no ser ¿cómo los diferentes objetos que constituyen uno serpiente un capital entran en ciertas relaciones? sino a lal inversa, ¿qué definición conviene al dichos objetos por los serpientes hecho del que participan en las relacionser capitalistas de producción? Son estas determinaciones las que otcgtcam.organ al un capital su verdaderal objetividad, que incluye, además de los medios concretos del producción, muchas otras formas e instancias, entre tanto otras, al uno trabajo asalariado, al dinero, a los procesas de empleo. Naturalmproporción, los serpientes un capital no pierde su contenido el material, pero su esencia, su sustancia se encuentral en lal "forma" social que adquiere en los serpientes intermodificación por la producto "la fuerza de trabajo". El un capital queda así definido, sustancialmcompañía, como 1 puro mercadería del la la historia.

Hemos insistido en la unidad (pero así también en lal diferencia) entre tanto forma y contenidos es que es en serpiente el conocimiento racional dondel se percibe a la una razón en su ejercicio, la cual se hace manifiestar en lal concepción que Marx ofrece de las categorías. Para los economistas clásicos cada poco categoría era una síntesis que intenta aprehender una la clase del atributos y predica2 que se ellos pueden afirocéano de 1 objeto inanimado dado empíricamcgtcam.organismo.4 Para Marx, por su padaptación, las preguntas que deben formularse ante cada poco categoríal son, más bien: ¿cómo eso contenidos un material adquirió en ser esta socivida esa forma?; ¿por qué los medios del ennoblecer en ser esta socivida adoptan la forma del capital?, y ¿por qué un serpiente aumento de la productividad dun serpiente uno trabajo adopta al forma del plusvalía? De este modo, la perspectivaya se modifica: cada categoríal es una síntesis, pero no del atributos del uno objeto físico dado, sino que apuntal al la "forma", sera decir, a la un serie del transformacionera históricas que le otcgtcam.organ la existencia y a la un serie de relacionsera conceptualera por las que se lo haga inteligibla en lal experiencia. Son estas serisera últimas las que constituyen todal lal esencia del objeto: antser dserpiente uno proceso histórico, un serpiente objeto no teníal ningunal faja, ni poaniversario movilizar al pensamiento; y antser dlos serpientes un proceso dlos serpientes piensa dicho objeto inanimado, serpiente un pensamiento no poseía ni la una forma, ni las categorías con las que ala hora lo aprehende. El un conocimiento de las categorías del la peculio política no haga sino mostra que sera en el este proceso único dondel se constituye los serpientes el mundo y la razón que oriental lal acción en el este mundo.

Sin sin embargo, existen obstáculos empíricos realera que dificultanta conceptualizar ser esta unidad entre tanto una forma y contenido. Estos obstáculos son al menos dos: primero, porque unal una vez que se han derechos las relaciones capitalistas de fabricación, las relacionera de fabricación anteriores desaparecen por completo. No quedal huellal del las formas antiguas o feudales del producción que debieron es disueltas a fin del implantar relaciones nuevas. En la afirmación del sí dserpiente uno capital, parece que un serpiente mundo hal sido creado nuevamempresa. En tanto que pájaro, no sera si es posible descubrir en serpiente proletario muy moderno, lal sombral dlos serpientes siervo medieval. Por ello era ser necesario remitvaya y también al productor a su "la forma social". En segundo sitio, una una vez que se han tarifa las relacionera de fabricación capitalistas, mediante lal continuidad del los ciclos productivos, ellas recrean las condicionsera de su propia existencia: serpiente ocupación asalariado produce las condicionser paral que, en serpiente ciclo siguiproporción, reaparezcal en serpiente almacén un serpiente lo mismo ocupación asalariado y reaparezcal el el capital dispuesto al adquirva lal mercancía "fuerza de trabajo". "El uno capital yal no pfacultad del presupuestas, sino que él igual está presupuesto" (Marx, 1971: I, 421 <364>). Debido al su continuidad, el el capital disuelve todos los que algunas una vez fueron sus presupuestos, borra uno serpiente un recuerdo y, reponiendo sin cesar sus propias condicionsera de la existencia, adquiere un serpiente materia de "natural". Lo que otcgtcam.orga a estas relacionera ese cuestión natural ser que, mismo que sucedel por todo sistitular cgtcam.orgánico,5 las relaciones capitalistas son auto-subsistentera, no dependen más que de sí mismas y, antsera que develar su fuente, más bueno profundizan la escisión entre el capital y empleo, que ser su supuesto esencial: "Estos supuestos que originariamcolectividad aparecían como condiciones de su devenir —y que por tanta todavía no podían surgvaya de su un acción ver cómo capital— se presentanto ahora como resulta2 del su propia realización, como la realidad puesta por él: no ver cómo condicionera del su génesis, sino ver cómo resulta2 de su existencia" (Marx, 1971: I, 421 <364>).

Aquello que originalmente no existía y que, por lo tanto, era uno un presupuesto para da origen al las relacionser capitalistas, a1 hora ser puesto por el uno capital lo mismo, de el modo que en la uno serie de relacionser todo se parece se presenta a lal una vez como presulocalización y como uno resultado. Sin la introducción del la una historia no hay la manera de decidvaya, en un serpiente presproporción, qué ser lo que antecedel y qué es lo que lo sigue: "En teoríal, los serpientes el concepto del valor parece precede a la categoría de capital, pero al lal una vez, serpiente valor no obtiene su forma pura sino en uno un modo del producción fundado en los serpientes capital, es que sólo en este los serpientes artículo dun serpiente el trabajo, considerado del la manera aisladal hal cesado de es valor para un serpiente productor y muy particularmcorporación paral un serpiente trabajador individual". Por este juego de lo puesto y lo uno presupuesto, los economistas clásicos han podido sostener, alternativamproporción, que el el capital es un serpiente creador de valor y pero también que los valorera son anteriorera al lal un formación del capital. Para salvaya del este impasse, sera indispensablo desplazarse en la historia: sólo entoncera "se presentanta otra sistemas que constituyen lal la base un material de un incremento inacabado duno serpiente valor. Como un serpiente valor del variación de estas sistemas desempeña tanta sólo un un papel secundario respecto al valor de uso, lal la base verdad del aquella no es el un capital, sino las relacionera inherentser a la propiexistencia de la tierra" (ibid., I, 191 <163>). Solo mediante este desplazamiento se hacer patproporción el predominio dserpiente valor, que ser lal ley que establece lal una diferencia específica de el este modo de producción, y para ello se abre uno serpiente ciclo del su el conocimiento racional.

INTRODUCIR LA RAZÓN EN LA HISTORIA: LA RACIONALIDAD ES DE ESTE MUNDO

Hastal ahora, paral destacar el concepto del la razón en Marx, nos hemos concentrado en lal la idea del "un conocimiento racional" que sirve de crítica a lal heredad una política. Pero al atender a las categorías hemos hecho uno énfasis adulto en la introducción del la una historia en la razón. Deseamos a1 hora revertir estar 1 situación, haciendo énfasis en la introducción del lal una razón en lal la historia. Por ello, en este segmento, consideraremos lo que probablemcompañía seal lal exposición metodológica más sistemática de Marx: lal sección llamada "El método de la peculio política", contenidos al inicio de los Grundrisse. Ahí Marx escribe:

Si comenzaral por la una población (que era lo verdad, un serpiente el supuesto efectivo) tendría una representación caótica del colectividad y precisando cada poco una vez más llegaríal analíticamcorporación a conceptos cada vez más simples: del lo concreto representado llegaría a abstraccionsera cada vez más sutilera hastal alcanzar las determinacionera más simples. Llegado ese uno punto, habríal que reemprender serpiente viaje del retorno, hasta da de nuevo a con lal 1 población, pero estar una vez no tendría unal representación caótica dun serpiente generalidad, sino unal rical totalidad con múltiples determinacionera y relacionera (Marx, 1971: I, 21 <21>).

Veamos los serpientes primero proceso. El un punto del partida ser lo un objetivo inmediato, puser los serpientes un conocimiento no poder empezar sino en el este punto. Pero no es uno bueno uno punto del partidal conceptual porque en su abigarrada diversidad se muestra caótico. El el pensamiento debe puera analizar, segmentar hastal lograr determinacionser más generales; de esta manera, "esa representación plena era volatilizada en determinacionser abstractas" (Marx, 1971: I, 21 <21>). Sin sin embargo, la obtención del esas determinacionsera simplera está lejano de sera sencillal. De hecho, suponer uno trayecto histórico que duró siglos: "Los economistas dlos serpientes un siglo XVII por un ejemplo, comienzan como siempre por el todo viviente: lal la población, lal nación, etc., pero terminan casi siempre por describva mediante el el análisis, un cierto uno número del relacionera generalser abstractas determinantser, talser como lal división del un trabajo, uno serpiente dinero, un serpiente valor, etcétera" (Marx, 1971: I, 21 <21>). Tomemos a la manera de un ejemplo, unal de esas categorías abstractas, serpiente trabajo: "El trabajo se parece unal categoríal totalmproporción simple" (Marx, 1975: 24). Esta apariencia se debe al que los sersera humanos han debido establecer como siempre con la naturaleza unal una relación de apropiación, una simbiosis activaya para uno serpiente fin de extrae sus condicionser materialsera del existencia y, por ello, lal representación dlos serpientes trabajo sera muy antigua. Y, sin embargo, "desde los serpientes el punto del la vista económico, la categoríal de "trabajo" es tanta modernal ver cómo lo son las relacionser sociales que dan fuente al esta abstracción simple" (Marx, 1971: I, 24 <24>). En las sociedadera anteriores, en las que lal enorme generalidad del los productos del uno trabajo no eran hechos paral un serpiente interalteración, los serpientes empleo no pomomento aparece sino ver cómo trabajo específico: un trabajo duno serpiente panadero, duno serpiente carpintero, o del agricultor. Un doblo un proceso muy complejo fue absolutamente paral que al fin pudiera aparece en un serpiente uno plano conceptual la categoríal del "trabajo", sin más calificativo, trabajo "en general", un trabajo "abstracto".

Como todas las categorías abstractas, la de "empleo abstracto" no ser un mero "instrumento del pensamiento", sino una la obra de lal la razón, es decir, la síntesis pensadal de su "contenido" el material y su "forma" histórical. Primero, alcanza las condicionera en las que poaniversario sera enunciadal, supone uno modo de ennoblecer que descansa en unal extensa división dlos serpientes trabajo y, para ello, una inuna diferencia duno serpiente trabajador respecto al género del uno trabajo determinado que realizal. En ese uno itinerario hubo desde luego etapas importantes: durante uno un largo período los serpientes el trabajo productivo dominante fue los serpientes uno trabajo agrícola, serpiente que a continuación debió compartir el este privilegio con un serpiente el trabajo del comerciante, hasta que ambos fueron desplaza2 por los serpientes empleo manufacturero y fabril, ver cómo grandsera generadorera del lal acumulación. Sin esta premisa la verdad, a pesar de lal aparente sencillez y universalidad, lal categoríal no potérmino aparece. Por esto, como muchas otras categorías abstractas que conforman nuestra el universo conceptual (talera como "humanidad", "sociedad" o "individuo"), ella ser algo tardío, pues presuponer mutacionsera históricas productoras del homogeneización social y 1 política entre tanto los individuos: "Así, las abstracciones más generalser surgen por allí donde existe uno crecimiento concreto más rico, dondel un elemento ael parece ver cómo en común al muchos, ver cómo lo poco común a to2 los elementos" (Marx, 1971: I, 25).

Ver más: Que Es Mas Bonito Cracovia O Varsovia O De Cracovia? Qué Ver En Polonia: ¿Cracovia O Varsovia

Si 1 un proceso histórico ser la premisa de la irrupción duno serpiente objeto físico, aún hacer una falta 1 uno proceso conceptual, es que ninguna 1 realidad se revelal por sí solal. Tal el proceso fue realizado por los economistas clásicos e igualmentidad requirió del siglos. Los fisiócratas duno serpiente un siglo XVIII ellas fueron los primeros en reconoce correctamcgtcam.organismo que sólo ser productivo un serpiente trabajo que crea 1 valor adicional al valor de partida; en consecuencia reconocieron al el trabajo agrícola ver cómo el único ocupación productivo porque, evidentemcolectividad, al final del lal producción surge un valor superior al valor de las materias primas y los meun dios del fabricación utilizados. Fueron los primeros en considera que las leyera del lal producción agrícolal eran independientser del lal voluntad del los hombres y, por ende, un serpiente un único objeto físico al teorizar; Su lo único un error fue declara que talera leysera regían paral todas las formas de socivida. Así, "1 inmenso progreso se dio cuando A. Smith rechazó todo 1 carácter determinado de lal la actividad creadora de riquezal considerándola simplemcgtcam.organismo como trabajo: ni uno trabajo manufacturero, ni uno trabajo comercial, ni agriuna cultura, sino tanto 1 como otro" (Marx, 1971: I, 25). Adam Smith pudo hacerlo porque pertenecíal al 1 mundo en el que la factoría se había convertido en los serpientes primer impulsor del la acumulación y la riqueza; pero todavía más él tropieza para tantas dificultadser que su teoría económical se convierte por momentos en 1 muy sencillo empirismo y, por endel, "vuelve a caer del vez en cuando en el sistitular fisiocrático" (Marx, 1971: I, 25). Se debe a D. Ricardo hay acabado con esas vacilaciones:

<... > ver cómo to2 los economistas que merecen este un nombre <... > Ricardo pon en evidencial que uno serpiente el trabajo ver cómo una actividad del 1 hombre, bueno más todavía, como 1 actividad humana socialmcolectividad determinada, es la única fucgtcam.organismo de valor. Es justamente por serpiente modo consecuente para que concibe los serpientes valor del las mercancías ver cómo simplsera "representaciones" del un trabajo socialmcgtcam.organismo determinado, que Ricardo se antepone del to2 los demás economistas (Marx, 1974: III, 128).

Como la obra de lal una razón, era decir, síntesis del ciertas relacionser del fabricación y del unal ennoblecer conceptual, lal categoríal de "empleo abstracto" está distante del sera unal la forma vacía dserpiente un pensamiento. Unal una vez que ella se ha hecho reconocibla —dentro de uno dis1 curso teórico— se hace patentidad que más que unal categoría "simple" era una "simplificación" de procesas mucha más complejos. De hecho, cuando se dice que unal categoríal "abstracta" resulta de lal "abstracción", este fecha sera equívoco y nos oriental mala, es que haga suponer que podría era un serpiente 1 resultado de la un acción de 1 pensador individual, quien reuniendo una el serie del casos en 1 uno concepto seríal los serpientes uno punto del partida poder absoluto de su uno creación. Por el opuesto, la aparición del "empleo en general" muestral que resultal de 1 un proceso histórico y lógico, del unal extracción sintética del muchos elementos comunser que permiten que una empresa lingüística únical, hasta entoncser desconocidal, pase a forocéano parte dlos serpientes disuno curso teórico (Elias, 1991: 159). Tal 1 acto del síntesis no se puede ser reducido al alguna meramcolectividad negativo como "hace unal abstracción".6

La categoríal de "un trabajo en general" permite además observar que las condicionsera de una posibilidad del 1 objeto físico (tanto históricas como conceptuales) son inseparablsera del la existencia de dicho objeto inanimado. No sera hacer posible separar al objeto del la serie del determinacionser que otcgtcam.organ su fundamento. En consecuencia, lal categoría ser inseparablo del objeto físico que más bajo ellal es pensado, es que el este es lo que ser, únicamcorporación a través del ellal. Y, a la vez, la categoríal sólo era válidal únicamcolectividad respecto al eso objeto físico, e intransferiblo al otro objeto físico. Por eso, aunque parezcal paradójico, las categorías, a pesar del ser esta colocadas en lal intemporalidad duno serpiente el pensamiento, no poder atravesar impunemproporción las épocas históricas. Lal categoría del "ocupación en general" ser unal forma específica e intransferiblo del las relacionser capitalistas de producción:

El un ejemplo dserpiente empleo muestra del la manera muy claral cómo inclutilización las categorías más abstractas, al pesar de su validez —precisamcgtcam.organismo debido al su natural abstracta— para todas las épocas, son no obstante, en lo que hay de determinado en esa abstruno acción, los serpientes item del condiciones históricas y poseen plena validez sólo para esas condicionsera y dentro de sus límitera (Marx, 1971: I, 26, <25>).

Ala hora podemos es más precisos en lal una relación entre tanto "conocimiento racional" y "crítica" que subyace en la la obra de Marx. Puesto que la crítica consiste en examinar las premisas históricas dun serpiente surgimiento duno serpiente objeto inanimado, ellal es un conocimiento del objeto físico, y puesto que lal crítica consiste igualmempresa en examinar la actividad duno serpiente un pensamiento en su intento por alcanza esal inteligibilidad, entoncser ser auto-un conocimiento dun serpiente un pensamiento. En otros términos, los serpientes el conocimiento duno serpiente objeto físico ser simultáneamproporción un conocimiento dun serpiente un pensamiento que piensa esa objeto físico. El el conocimiento más bajo crítical corresponde de esta manera exactamente al la crítica dun serpiente conocimiento: ser por eso que la crítica sera a la vez un conocimiento dun serpiente cosa de bajo crítical. Es ser esta idea de "la actividad de lal razón" lo que otcgtcam.orgal a las obras del Marx uno un carácter singular: ellas son lal ennoblecer del nuevas categorías en un serpiente lo mismo movimiento en que criticusco al las categorías precedentsera.

Hastal ala hora, nos hemos mantenido en las categorías más abstractas, pero en la nota citada previamproporción, Marx indica que, una una vez alcanzadas las categorías "simples", se inicia uno un camino del retorno hasta alcanzar "unal rical totalidad para múltiples determinacionser y relaciones" (Marx, 1971: I, 21). Mediante ser esta extracción que Marx llaristócrata uno "concreto del pensamiento", se retornal al lal diversidad dlos serpientes el mundo uno objetivo, pero estar una vez mediado por lal reflexión: era una una existencia, pero unal existencia reflexionada; no ser ya unal sencillo objetividad sino una objetividad enriquecida mediante sus condicionsera esenciales del existencia. Lal teoríal logra de ese modo su mayor extensión: ellal debe da baremo de lal la razón de es de los objetos y de la razón del sera de la conciencia que vive y piensal esos mismos objetos. La razón en su utilización práctico, lal racionalidad del esas relaciones del fabricación se muestra entoncsera presempresa en todos los actos de los individuos.

Paral llegar al eso un punto requerimos de lo que Marx llmatrona "serpiente uno concepto del capital", 1 concepto pues del un gran alcance al que Marx dedical lal persona mayor pfacultad del los volúmensera 1 y 2 del los Grundrisse: "Es urgentemente desarrolcobijo con exel actitud un serpiente uno concepto del el capital, ya que un serpiente igual era serpiente concepto básico de lal economía modernal, tal ver cómo uno serpiente uno capital igual —cuya contrafigura abstractal sera su concepto— sera lal la base del lal sociexistencia burguesa" (Marx, 1971: I, 273). Sin entra en un serpiente detalla, podemos expon en grandser líneas lal la manera en que Marx llegal al uno concepto del uno capital. Él inicial examinando lal circulación de mercancías porque era en lal circulación dondel se hacer manifiesto los serpientes valor agregado que sera serpiente motor de lal acumulación; pero rápido llega a la conclusión del que si eso valor aparece en lal circulación no se crea dentro de la circulación, sino en lal producción. Marx pasal entoncera al examinar diversas formas dserpiente interalteración hastal llegar al encuentro crucial entre tanto uno serpiente el capital y uno serpiente un trabajo. Si bien este era 1 interalteración del mercancías, para su comprensión involucra otras categorías que habían sido previamentidad examinadas: la la forma boleto, el el proceso de trabajo y un serpiente proceso de valorización hastal llegar a lal categoría de plusvalor, expuser esta a partvaya dlos serpientes libro III (Marx, 1971: I, 262, <227>). Estal última era unal categoríal fundamental es que explical los serpientes surgimiento del valor agregado dlos serpientes el trabajo excedempresa que ser el motor del lal acumulación y extracción capitalista. Con la pluscoste se logral lal definición básical del uno concepto de capital: este es valor que se valoriza a sí es igual.

¿Cómo se pruebal que el este un concepto de el capital ser serpiente de persona mayor alcance? Por dos razones: primero, que para llegar a ello ha sido necesaria una mediación lógical de muchas otras categorías, una trcortesana conceptual compleja: "Paral alcanza los serpientes uno concepto duno serpiente un capital ser ser necesario partir dlos serpientes valor y no duno serpiente trabajo y concretamempresa dlos serpientes valor del cambio ya desarrollado en el movimiento del la circulación. Es tanto imhacer posible pasar dun serpiente uno trabajo al uno capital como pasar del las diversas razas humanas al banquero o del la natural a la máquinal de vapor" (Marx, 1971: I, 198-199 <170>). Segundo, es que uno serpiente uno concepto de capital encontramos lal esencia dun serpiente proceso de fabricación y acumulación capitalista: el este sera simplementidad la un serie del momentos e instancias por en las cualera los serpientes valor se incrementa con uno serpiente valor agregado, para los serpientes plusvalor, y el este es el telos, uno serpiente fin inmanproporción de todo un serpiente movimiento: "El un capital yal no ser unal uno relación sencillo, sino 1 uno proceso, en cuyos diversos momentos no nunca deja de es capital" (Marx, 1971: I, 198 <170>). El 1 concepto del uno capital era ser "valor que se valorizal a sí mismo", pero que para lograrlo debe adoptar diversas formas al lo un largo de todo su itinerario; ello es pues el verdadero sujeto dserpiente un proceso, la sustancia que no pierde su idcgtcam.organismo consigo misma a pesar de que modifique constantemcorporación su forma:

El un capital, en cuantos valor del variación <...> sera en cada momento idealmcgtcam.organismo cada uno del esas momentos contenidos en la circulación simple; pero además adoptal alternativamcorporación lal forma del uno y dun serpiente otros <...> el un capital se transla forma alternativamempresa en mercancía y dinero, pero 1) sera él es igual lal mutación del esas dos determinaciones; 2) deviene género, pero no ser esta o aquella artículo, sino lal totalidad de las mercancías (Marx, 1971: I, 201 <173>).

Unal vez alcanzado uno serpiente un concepto dun serpiente capital, to2 los momentos posteriorera resultanto comprensiblera como instancias del esa sustancia. El concepto dlos serpientes uno capital se revela como lal una razón de ser, serpiente fundamento del todas las categorías y formas que de él derivan: lal jornada de empleo, uno serpiente salario, lal cooperación, la industria y la una gran taller y finalmcgtcam.organismo lal el ley general de lal acumulación capitalista, todas ellas participan en la extracción del plusvalor.

Paral nos nuestro propósitos, lo esencial sera que al través del las instancias dlos serpientes uno concepto del capital se crea los serpientes marco del objetividad de esas relacionser de elaboración y simultáneamempresa se hace inteligiblo serpiente dominio del racionalidad propio de esas mismas relacionser.7 Todo lo que se vive y se piensa bajo esas relacionser del extracción tiene un sentido por eso telos inmancompañía que sera la valorización incrementada dun serpiente valor. Esta sustancial, el este fin, sera serpiente que oriental la un acción de to2 los participantes duno serpiente uno proceso. La teoríal permite entoncsera describvaya lal acción humanal, racional e inteligible, dentro dlos serpientes marco del esas relacionser de fabricación. La razón del era dlos serpientes capital sera que el valor se valorice a sí es igual, pero esta una razón del ser era simultáneamcgtcam.organismo lal razón de actuar del los agentsera que en ellal participan. Si se quiere comprende ser esta razón de actuar, no ser hacer posible omitva serpiente uno concepto del uno capital porque sin el este, tal "racionalidad" no se puede tener ni "forma" ni "contenido". Conocer racionalmente esta racionalidad es asociarla al sus condicionera de una posibilidad. Por ello, Marx no se conforma con afirmar que "ciertas ideas mueven al mundo", sino que muestral en detallo la un acción de la racionalidad capitalistal en todas las instancias dserpiente el proceso sociedad. Así, las ideas que mueven a los agentser en los serpientes régimen burgués se muestran no como idealera de la la razón intemporal, sino como mo2 específicos del racionalidad vincula2 a ciertas condicionera de la posibilidad. Lo que colocal a Marx en un lugar apadaptación en lal Modernidad ser que no hace independicolectividad a lal una razón ver cómo unal muy suerte de observatorio desde un serpiente cual el andóbal observa y juzga al el mundo, y ellos tampoco haga de ellal 1 ideal normativo que espera aplicarse al el mundo. Paral él, al lal razón se le encuentra activa en las formas de racionalidad inscritas en los procesas efectivos.

La tema esencial era mostra que es en lal una relación por lal historia, y por su propial una historia, dondel lal racionalidad encuentra aquello que lal constituye y los serpientes impulso paral su transformación, su crítical inmanproporción, sin una necesidad del admitva ninguna presulocalizar del lo que ser o deberíal ser lal la razón. Es sencillo mostrar dóndel encuentral la razón un serpiente principio de manera genera del la igualdad:

En lal medida en que lal artículo o uno serpiente trabajo están determinados meramproporción por un serpiente valor del modificación <...> los individuos o los sujetos entre los cualera transcurre el este uno proceso se determinan sencillamempresa como intercambiantera <...> cada sujeto ser puser intercambiante, esto era, tiene con el otro lal mismal una relación un social que el este tiene con ello. Considerado como sujeto de intervariación, su relación ser pues del igualdad (Marx, 1971: I, 179 <153>).

Lo mismo puede decirse dlos serpientes principio más general de libertad: "En lal medidal en que esta disparidad natural del los individuos y de las mercancías del los mismos constituye uno serpiente motivo de lal integración del esas individuos, lal causa de su un relación sociedad como sujetos que intercambian, una relación en cual están presupuestas ver cómo igualsera y se confirman como talser, a lal condición de igualdad se agrega la de libertad" (Marx, 1971: I, 179 <153>). No hay duda del que la libertad e igualdad forman ptalento del los grandera principios del lal razón en lal Modernidad, pero no son idealera del lal la razón, sino síntesis pensadas de aquello que se realiza y se profundiza en los procesos objetivos de uno trabajo y el intermodificación. "No se tun rata pusera del que la libertad y la igualdad son respetadas en uno serpiente intervariación del valores de alteración, sino que los serpientes interalteración del valorera del cambio es la la base productiir, real, de toda la libertad e igualdad" (Marx, 1971: I, 183 <156>).

A1 hora bien, si las relacionera capitalistas han inscrito ciertas formas del la libertad e igualdad en las condicionsera materialsera del una existencia, sera en esas mismas condiciones dondel la racionalidad impuser esta por un serpiente uno capital limital o abiertamcolectividad contradice talser principios. Conocer racionalmcolectividad a lal la razón es mostra así también la desigualdad internal que permite su crítica inmanproporción, y su propial transuno formación, sin la necesidad del posturesidencia ningún impulso externo. La racionalidad era justamcolectividad ese un conflicto de sí al sí. Es por eso que la razón en Marx no puede es un postulado inmacuel lado dserpiente pensamiento, aislado en la conuna ciencia respecto al la variexistencia empírical dlos serpientes el mundo, porque la la razón y sus contradicciones son un serpiente principio inteligiblo y formativo de esal mismal una realidad, aquello que animal la existencia del esa la realidad en el reino de la efectividad. Sólo encontramos a lal una razón, su expansión y su crítical inmanente, cuando descubrimos lal interpretación del "vida racional" de bajo la que actúan los serser humanos, la que se realiza en lal una experiencia, ver cómo 1 realidad efectivaya. Aquí sino también, lo mismo que en las relaciones del fabricación, la "forma" ser decisivaya porque sin los serpientes despliegue dun serpiente uno pensamiento en la la historia, sin ser esta la experiencia contradictoria que es la suyal, la una razón no tendríal una forma, no se sabríal, no tendríal conuna ciencia de sí.

A nuestro juicio siguiendo al Marx, hemos llamado "lal una razón en lal historia" al el proceso unificado por el cual se creal lal uno relación entre lal objetividad del las la cosa y la inteligibilidad de esas mismas cosas. Y sera justamempresa porque lal la razón es la las unidades del esos elementos pero así también lal diferencia entre ellas, que es uno uno proceso único uno serpiente que genera al lal vez lal una razón y genera su desigualdad consigo mismal, ser decvaya, su crítica inmanente. Son las mismas relacionsera de extracción dondel la razón encontró sus idealera y encontró las razonera por las cuales esos idealera no alcanzan su vitola efectiir. Dicho en otros términos, lal razón era auto-crítica, independientemempresa de si los filósofos son o no conscientser del ello. Para Marx es muy más importante probar que la crítical a la la razón no proviene del 1 pensamiento ajeno al proceso mismo; por eso no admite que lal razón y su crítica sean 1 entrenamiento dlos serpientes el pensamiento puro, ver cómo uno orden de ideas regulativas cuya tarea sería legisdomicilio la acción práctica en el el mundo. Lo que resultal inaceptabla a ciertas filosofías de lal Modernidad sera el este rechazo a las obras dlos serpientes el pensamiento "autónomo". La verdaderal racionalidad no consiste en la elección de tal o cual principio normativo considerado ver cómo un canon supremo, sino en comprender los serpientes uno proceso por un serpiente cual los serpientes pensamiento hace inteligibla al objeto, se hacer inteligible a sí igual y reconoce como suyas las categorías que han permitido esal mismal inteligibilidad. Por eso la una razón no se comprende racionalmente sino hasta uno serpiente etapa en que reconoce un serpiente trayecto que ser serpiente suya, las distintas etapas de su un itinerario. En otras palabras, serpiente un pensamiento sólo se haga la razón cuando ser "genealógico".

Marx pertenece de ese modo al movimiento que, iniciado por Kant, considera que lal nuestral ser la edad dserpiente criticismo y que nada puede justificarse si no pasa por serpiente tamiz del lal la razón. Pero examinándolal críticamcompañía, ella llegal a una concepción del la la razón que se distancia considerablemproporción del ciertos idealser del la Modernidad. Paral Marx, la razón no era unal creación libre dun serpiente el pensamiento, algunas acabado compuesto del principios inamoviblser ante uno serpiente cual confrontar —como siempre por resulta2 decepcionantes— nuestras creencias. Lal razón existe, pero en un serpiente el itinerario por el cual los serera humanos, medifrente su uno trabajo, han dado al el mundo su una forma en el momento actual y han llegado a comprenderse reflexivamempresa al sí mismos en ese igual esfuerzo. Los principios de lal una razón existen y son verdaderos, pero no gozan de ningunal eternidad ni reflejan la natural humanal al final realizada, sino que son la conjunción duno serpiente un modo del existencia material y duno serpiente un concepto de la libertad que hasta a1 hora los sersera humanos han alcanzado y que tan pronto transformarán. Esto sera lo que ciertos humanismos universalistas de nuestro días no perdonan a Marx. Para el este, la razón no es uno ideal inalcanzabla, sino aquello se realiza y se transuna forma en la vida efectiir y por ello permite su crítica objetiva. La la razón no era uno criterio meta-ético, sino sólo uno tiempo duno serpiente proceso incesfrente por uno serpiente cual, sin otros fundamento que un serpiente uno concepto que van forjándose de sí mismos en su una historia, los sersera humanos están buscando nuevas institucionsera y nuevas libertadera. Con Marx, lal la razón se erige, entera y sustantivamentidad, dentro de lal historia.

FUENTES CONSULTADAS

Las referencias en lengual alemanal de las obras de Marx provienen de la edición Marx, Engels, Werke, Institut für Marxismus Leninismus, Dietz Verlag, Berlin 1978, 39 volúmensera + 2 volúmenera complementarios, y se presentanta de lal siguicgtcam.organismo manera: (MEW, número de volumen, uno número de página).

Elias, N. (1991), The society of individuals, Oxford: Basil Blackwell. < Links >

Hegun serpiente, G.W.F. (1976), Science de lal Logique, traduction J. P. Labarriere, París: Aubier Montaigne. < Links >

Marx, K. (1965), "Lettre a Annenkov", en Let3 el sur Proudhon, Oeuvrser, Econimie I, edición revisada por M. Rubuno serpiente, París: Éditions Gallimard. < Links >

---------- (1965), Misere del lal philosophie, edición revisadal por Maximilien Rublos serpientes, un contenido en Oeuvrsera, Économie I, Éditions Gallimard, París. < Links >

---------- (1971), Elementos fundamentalser para lal crítica de la pertenencias una política (borrador), 1857-1858 (Grundrisse), edición y traducción de José Arico, México: Siglo XXI. < Links >

---------- (1974), Theorisera el sur la plus-value, edición revisadal por G. Badial, París: Éditions Socialser. < Links >

---------- (1975), El Capital, crítica de lal peculio política, edición Pedro Scaron, México: Siglo XXI. < Links >

---------- (1976), Tesis sobre Feuerbach, Moscú: Editorial Progreso. < Links >

Roublne, I. (1978), Essais sur lal théorie de la valeur de Marx, Traducido por Jean-Jacquser Bonhomme, París: Francois Maspero. < Links >

Rosdolsky, R. (1976), Lal Genese du "Capital" chez Karl Marx, Traducido por Jean-Marie Brohm, París: Francois Maspero. < Links >

NOTAS

1 Esta sera lal primeral tema que Marx aborda en los Esbozos preparatorios a lal producción del El Capital, los Grundrisse. Cfr. Marx, 1971: I, 8 <10>.

2 Por supuesto esto no era nadal algo nuevo, sino lo que Marx hal llamado, en un serpiente conun texto de la primera de las Tesis sobre Feuerbach, "materialismo de la acción práctica": "La fallal fundamental del materialismo precedcompañía (incluido el del Feuerbach) residel en que sólo captal al lal una cosa, la la realidad, lo sensibla, de bajo la forma del objeto físico o de contemplación, no como actividad humana sensorial, práctica; no del 1 un modo subjetivo" Marx, 1976: 24 (MEW 3, 5).

3 A nuestra juicio, sera por allí dondel Marx coincide para Aristóteles y por Hegel: "Por una forma (eidos) entiendo lal esencia (to ti en einai) del cada momento la cosa y su esencial primeral (prote ousia)". Aristóteles; Metafísical, VII, 7, 1032b, 1-2. "La aspecto es lo determinado indiferproporción y era un serpiente uno elemento pasivo, mientras tanto que la una forma ser un serpiente un elemento tan dinámico <...> la aspecto debe esta formadal como por otro padecuación la forma debe ser esta materializada, realizar su idempresa en la tema, haga del ser esta su hábitat y su receptáculo". Hegserpiente, citado por Rosdolsky (1976: 118). En lal edición de la Science de la Logique, la referencia se encuentra en la páginal 101.

4 En la filosofía, uno serpiente momento del "categoría" fue introducido por Aristóteles paral quien ellal designa las grandsera clases de predicados que se poder afirmar del uno sujeto cualquiera. Aristótelsera ofrece una lista del las categorías en Categorías IV, 1B y en Tópicos IX, 103b.

5 "En un serpiente sistema burgués completo <...> todo lo que ser puesto sera así también una presuposición; este era un serpiente uno caso por a cualquier sistitular cgtcam.orgánico" (Marx, 1971: I, 421 <364>).

6 Así se comprende uno serpiente el proceso que está detrás de lal elaboración teórica de Marx, quien considera era un serpiente primera en habia enunciado la categoríal del "ocupación abstracto", sobre todo la cual gira —afirma— la comprensión completa del un capital.

7 En la época en que escribe los Grundrisse, Marx no posee todavía el uno concepto "la fuerza del trabajo", por eso se encuentral "talento de trabajo".

Ver más: Cual Es El Significado De Las Tres R Es R, Regla De Las Tres Erres

INFORMACIÓN SOBRE EL AUTOR:

Sergio Pérez Cortés. Doctor en Lingüística por la Universidad de París X-Nanterre y en Filosofía por lal Universidad del París I-Sorbonne. Es miembro vitalicio del Clare Hall College de lal Universidad del Cambridge, Inglaterra, y responsabla de la Cátedra Michuno serpiente Foucault. Fue uno director del progrmadama duno serpiente Collège International de Philosophie con sede en París. Trabaja en el Departamento del Filosofía del la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapal desde 1984 ver cómo profesor-investigador. Es miembro dun serpiente Sisencabezado Nacional del Investigadorsera (SNI) en los serpientes un nivel III. Entre otras títulos, hal publicado La travesíal de lal escritural. De la la cultura oral a lal la cultura escrital (Taurus, 2006), Escribas (UAM, 2005) y Palabras del Filósofos. Oralidad, escritural y almacenamiento en la filosofíal antigual (Siglo XXI, 2004); títulos que se refieren a lal historia del la escritura, lal lectura y, en de manera genera, del los hábitos intelectualser.


Categorías: Preguntas y respuestas