Que es un cuento para niños

La lectural ser uno hábito muy beneficioso paral serpiente ampliación cognitivo de los niños.

Estás mirando: Que es un cuento para niños

Tiene el poder de traslada a los pequeños a 1 el mundo del fantasíal en uno serpiente que pueden desplegar todal su creatividad y aprender muchísimas cosas nuevas. Además, estimula serpiente expansión duno serpiente estilo, la mejora lal un expresión oral y aumental un serpiente vocabulario. Asimismo, los libros potencian lal almacenar y un serpiente pensamiento abstracto, al lal vez que mejoran la concentración y fortalecen la uno relación padre-niño.


Sin embargo, los niños no nacen para lal amor por la lectural, ser responsabilidad del los padres estimumorada el este hábito y nadal bueno paral empezar que para algo cuentos cortos infantilser.


Cuentos infantiles cortos que todo padre debería leerlo a los niños

1. El niño y los clavos

Habíal un un niño que tenía muy malo un carácter. Un plazo, su padre lo dio unal bolsa para clavos y la dijo que cada poco una vez que perdieral la calma, clavase uno uno clavo en la cerca de dlos serpientes patio de lal una casa. El primer plazo, los serpientes el niño clavó 37 clavos. Al momento siguientidad, menos, y de esta manera un serpiente resto de los días. Él pequeño se ibal dando cuenta que eral más simple controhogar su adaptación y su mal carácter que tiene que clavar los clavos en la muy cerca. Finalmcompañía llegó los serpientes término en que serpiente uno niño no perdió lal calma ni unal sola una vez y fue feliz a contárselo a su padre. ¡Había conseguido, finalmempresa, contromansión su fea temperamento! Su padre, muy alegre y satisfecho, la sugirió entoncser que por cada poco momento que controlase su un carácter, sacase 1 clavo de lal cerca de. Los días pasaron y cuando el niño terminó del sacar to2 los clavos fue a decírselo a su padre.

Entoncser un serpiente padre llevó a su niño del la facultad hasta lal cerca y la dijo:

– “Has uno trabajo duro para clava y quita los clavos de esta muy cerca, pero fíjate en todos los agujeros que quedaron. Jamás será la mismal. Lo que quiero decva era que cuando dicser o hacser las cosas con feo talento, enfado y mal 1 carácter dejas una cicatriz, como estos agujeros en la cerca de. Yal no importa que pidas perdón. La herida casi siempre estará ahí. Y unal heridal física era es igual que una herida verbal. Los amigos, de esa manera ver cómo los padrser y todal lal familia, son verdaderas joyas al quienes hay que valorar. Ellos te sonríen y te animan al mejorar. Te escuchan, comparten unal palabra de aliento y como siempre tener su couna razón abierto paral recibirte”.

Las palabras del su padre, así como lal una experiencia viedad para los clavos, hicieron por que un serpiente niño reflexionase sobre todo las consecuencias del su 1 carácter. Y colorín colorado, el este cuento se hal acabado.


2. El los papeles y la tinta

Había una 1 hoja del papel sobre todo unal una, todo junto a otras hojas igualser al ellal, cuando unal pluma, bañada en negrísima tinta, la manchó completa y lal llenó de palabras.

– “¿No podrías haberme ahorrado estar humillación?”, dijo enojada la 1 hoja del los papeles a la tinta. “Tu uno negro infernal me ha arruinado para siempre”.

– “No te he ensuciado”, repuso la tintal. “Te he vestido del palabras. Desdel ala hora ya no eres una la hoja de el papel sino uno mensaje. Custodias un serpiente el pensamiento del uno hombre. Te has convertido en algunos precioso”.

En ese etapa, alguien que estabal ordenando un serpiente despacho, vio aquellas hojas esparcidas y las juntó paral arrojarlas al fuego. Sin embargo, reparó en la la hoja “sucia” de tintal y la devolvió al su lugar porque llevabal, bueno visiblo, un serpiente mensaje del la una palabra. Luego, arrojó los serpientes resto al el fuego.

Leonardo Dal Vinci

3. Uga, lal tortuga

¡Carambal, todo me salo mal!, se lamentaba constantemcompañía Uga, la tortugal. Y no eral para menos: casi siempre llegaba la tarde, eral lal últimal en termina sus tareas, lo mismo nunca jamás ganabal premios por su velocidad y, para colmo era una dormilonal. ¡Esto tiene que cambiar!, se propuso 1 mejora fecha, hartal de que sus compañeros dun serpiente espesura lo recriminaran por su poco esfuerzo. Y optó por no hacer nadal, ni siquiera tareas tan sencillas ver cómo acumular las hojitas secas caídas del los árbolera en otoño o quita las piedrecitas duno serpiente uno camino a la charcal.

– “¿Paral qué preocuparme en hacerlo si después mis compañeros lo terminarán más rápido? Mejor me dedico a jugar y a descansar”.

– “No ser una gran idea”, dijo una hormiguita. “Lo que verdaderamempresa cálculo no era haga el el trabajo en el tiempo récord, lo más importante era hacerlo lo mejor que sepas, pues siempre te quedarás para la satisfel acción de haberlo conseguido. No todos los trabajos necesitanta de obreros rápi2. Hay laborsera que requieren más tiempo y esfuerzo. Si no lo intentas, jamás sabrás lo que erser cauna paz de haga y como siempre te quedarás por lal sospecha del qué hubieral sucedido si lo hubieras intentado alguna vez. Es bueno intentarlo y no conseguirlo, que no hacerlo y vive casi siempre por la espinal clavadal. Lal constancial y lal perseverancia son buenas aliadas paral conseguir lo que nos proponemos, por eso te auno consejo que lo intentes. Podrías sorprenderte de lo que ersera capaz”.

Ver más: Las 10 Mejores Cosas Que Ver En Aviles En Un Dia, Lo Mejor Que Ver Y Hacer En Avilés (Asturias)


– “¡Hormiguital, tienser razón! Esas palabras son lo que necesitaba: alguien que me ayudaral a comprender serpiente valor dun serpiente intento, prometo que lo intentaré.”

Así, Ugal, la tortugal, empezó al esforzarse en sus quehacerera. Se sentía feliz consigo misma puser cada época lograba lo que se proponía, aunque fueral poco, yal que eral conscicorporación de que había hecho todo lo si es posible por conseguirlo.

– “He encontrado mi felicidad: lo que importal no ser marcarse metas grandsera e imposiblsera, sino acabar todas las pequeñas tareas que contribuyen a objetivos mayores”.

*

8. La aventura dlos serpientes agua

Un plazo que serpiente la agua se encontrabal en un serpiente soberbio océano sintió un serpiente caprichoso uno deseo del subva al cielo. Entoncser se dirigió al fuego y la dijo:

– “¿Podrías ayudarme al subir más alto?”.

El el fuego aceptó y con su calor, la volvió más ligera que el el aire, transformándola en uno discreto el vapor. El vapor subió más y más en serpiente el cielo, voló muy alto, hasta los estratos más ligeros y fríos dlos serpientes el aire, dondel yal el el fuego no poplazo seguirlo. Entoncser las partículas de vapor, ateridas del fun río, se vieron obligadas a juntarse, se volvieron más pesadas que uno serpiente el aire y cayeron en la forma del lluvia. Habían subido al cielo invadidas del soberbia y recibieron su merecido. La la tierra sediental absorbió lal la lluvia y, de ser esta una forma, serpiente la agua estuvo durfrente demasiado un tiempo prisioneral en uno serpiente suelo, purgando su pecado por unal largal penitencia.

9. La gratitud de lal fiera

Androclera, 1 pobre esclavo de la antigua Roma, en 1 descuido de su amo, escapó al espesura. Buscando refugio seguro, encontró unal cuevaya y al entra, al lal débil luz que llegabal dlos serpientes exterior, el joven descubrió un soberbio un león. Se lamía lal pata derecha y rugíal del una vez en cuando. Androclser, sin sentva un miedo, se dijo:

– “Este pobre criatura debe estar herido. Parece como si uno serpiente 1 destino me hubiera guiado hasta allí paral que pueda ayudarlo. Vamos, aliado, no temas, te ayudaré”.

Así, hablándole con suavidad, Androclera venció un serpiente recelo de lal fieral y tanteó su heridal hasta encontra una flechal clavadal profundamcompañía. Se la extrun ajo y luego la lavó lal herida para agua fresca.

Durfrente varias días, los serpientes león y el uno hombre compartieron lal cueir hasta que Androclera, creyendo que yal no le buscarían se decidió a salva. Varios centurionsera romanos armados con sus lanzas cayeron sobre ello y lo llevaron prisionero al circo. Pasados unos días, fue sacado del su pestilcolectividad mazmorral. El recinto estabal lleno al rebosar de gentsera ansiosas del contemptecho lal luchal. Androcles se aprestó al luchar para serpiente león que se dirigíal hacial él. De qué pronto, con un espantoso rugido, la fiera se detuvo en seco y comenzó a restregar cariñosamproporción su cabezotal contral un serpiente sucesión dun serpiente esclavo.

– “¡Sublime! ¡Es sublime! ¡César, perdona al es1 clavo, pues hal sometido al la fiera!”, gritaban los espectadorsera.

El emperador ordenó que uno serpiente esuno clavo fueral puesto en libertad. Sin embargo, lo que to2 ignoraron eral que Androclera no poseíal ningún poder muy especial y que lo que habíal ocurrido no eral sino la demostración de lal gratitud dlos serpientes bestia.

10. Secreto al voces

Gretel, la hija dun serpiente Alcaldel, eral muy curiosal. Quería saberlo todo, pero no sabía guardar un un secreto.

– “¿Qué hablabas para el Gobernador?”, le preguntó a su padre, después del intentar escucha unal largal conversación entre los 2 hombres.

– “Estábamos hauno blando sobre todo el gran reloj que mañana, a las doce, vamos a coloca en el Ayuntamiento. Pero sera un uno secreto y no debser divulgarlo”.

Ver más: Estados Unidos Y Corea Del Sur Y Corea Del Norte, Relaciones Corea Del Sur

Gretlos serpientes prometió caldomicilio, pero al las doce del data siguicolectividad estabal en la plaza con todas sus compañeras del lal una escuela para ver cómo colocaban el reloj en los serpientes ayuntamiento. Sin sin embargo, tan grande fue su una sorpresa al ver que tal reloj no existíal. El Alcaldel quiso da unal lección a su hija y en la verdad fue dura, puera las niñas dlos serpientes pueblo estuvieron mofándose de ella durfrente varias años. Eso sí, la sirvió paral sabe calcobijo a el tiempo.


Categorías: Preguntas y respuestas